18 octubre, 2010

MAGISTERIO DEMOCRATICO CHIAPAS. BUEN NARCOTRAFICO. GUAICAIPURO-CUAUHTEMOC. JUNTAS DE BUEN GOBIERNO. REVISTA PROCESO

---------- Mensaje reenviado ----------
De: Coordinadora Nacional

Se envían cinco archivos adjuntos, uno de ellos es la revista proceso de esta semana. Reciban un fraternal y combativo saludo.

CNTE     Sección 9 Democrática    SNTE

Trova, Son, Rock y Blues por Veracruz

Sábado 23 de octubre 3 pm.

Entrada $ 30 y/o 2 kg. de víveres

Para los damnificados de Tlacotalpan, Veracruz

Juan Hernández y su Banda de Blues

Rock con “Plectro” / Dueto “Revolución”

Trova y Son con Jorge Siqueiros

Desde Oaxaca “La Otra Guitarra”

Víctor Equihua / Carlos Xeneque

“El nombre es lo de menos”

Habrá “toritos” y comida

Auditorio “15 de mayo” de la Sección 9 Democrática CNTE

BELISARIO DOMINGUEZ 32, COL. CENTRO (metro Allende)

¡UNIDOS Y ORGANIZADOS, VENCEREMOS!

http:seccion9cnte.spaces.live.com        twitter.com/seccion9cnte

EL BUEN NARCOTRÁFICO

   Por Luis López Nieves escritor puertorriqueño, correo electrónico:

noticuentoiudad@seca.com

   En vez de combatir el narcotráfico y seguir mansamente las órdenes imperiales de EUA, deberíamos fomentar la exportación de drogas

   Tomado de Ciudad Seva Hogar electrónico del escritor puertorriqueño Luis López Nieves

   Texto Completo del Cuento el Buen Narcotráfico:

   El príncipe Constantino, embajador de Bizancio en el Caribe, le escribe a la princesa Eudocia, su hermana menor, quien reside en la capital bizantina.

   Querida Eudocia:

   Los embajadores no somos políticos, sino duros observadores. Mi misión es informarle a nuestro gobierno los hechos, para que tome decisiones sabias basadas en la realidad, no en la fantasía.

   Como resultado, y más allá de cualquier implicación moral, he llegado a la conclusión de que la lucha de los países latinoamericanos en contra del tráfico de drogas es un error.

   Claro, ningún país de América Latina es independiente.      

   La mayoría sigue, mansamente, las instrucciones que recibe de Estados Unidos. Pero pienso que les convendría, en lo posible, no hacer caso de estas órdenes imperiales; en vez de combatir el narcotráfico, deberían fomentar la exportación de drogas. Te diré por qué:

   1. La primera ventaja del narcotráfico es la creación masiva de capitales. Desde que España descubrió América en el siglo XV, este continente ha sido un obsequiador de capitales. Le han robado el oro, la plata, el azúcar, el banano, el guano, el café... toda posible fuente de riquezas ha sido usurpada de inmediato por el extranjero. De hecho, cada vez que se ha descubierto una nueva fuente de riqueza, como el petróleo o el cobre, se le regala a empresas extranjeras con la excusa de que los latinoamericanos no tienen el capital necesario para explotarla.

   Sin embargo, por primera vez en 500 años los latinoamericanos han “virado la tortilla”, como dice una curiosa expresión puertorriqueña. Por primera vez están extrayendo cantidades masivas de dinero de Estados Unidos, a cambio de unas estúpidas hojas que se inhalan en cuestión de minutos. Éste es un evidente beneficio para América Latina, porque estos grandes capitales le dan fuerza y mayor autonomía a sus países, crean empleos, ayudan a distribuir riquezas y muchos beneficios más.

   2. La segunda gran ventaja, esta vez de tipo militar, es que la droga es el arma más destructiva que posee América Latina, incluso más poderosa que las armas nucleares. Las bombas sólo matan o mutilan a los seres humanos. La droga es mucho más dañina. Por ejemplo, está destruyendo a los futuros soldados de Estados Unidos: la juventud norteamericana. El estrago no es sólo físico y mental, sino también social y político. El tráfico de drogas destruye a comunidades enteras, fomenta el crimen y siembra el terror. Millones de jóvenes norteamericanos nunca serán soldados porque mueren de sida, se están pudriendo en las cárceles o han perdido la razón, gracias a las drogas.

   3. Otra linda ventaja para América Latina es el daño económico que sufre Estados Unidos. Se calcula que el precio total del consumo de drogas, y sus consecuencias, supera los 300 mil millones de dólares anuales debido a crímenes, mantenimiento de las cárceles, rehabilitación, gastos policíacos, hospitales, pérdida de productividad, etc. En estos días el Congreso de Estados Unidos acaba de aprobar un presupuesto militar de 400 mil millones, una cantidad bastante similar. Por tanto, es evidente que la droga que exporta América Latina le crea un gasto económico altísimo a Estados Unidos, y que sin este gasto el Imperio tendría el doble de cohetes, barcos y aviones.

   Por estas razones, entre muchas otras, querida Eudocia, creo que Latinoamérica debe fomentar la exportación de drogas, no detenerla. América Latina está en guerra con el poder imperial de Estados Unidos. La droga, más efectiva que un millón de terroristas y misiles, es una excelente arma secreta y letal.

   Ahora bien: soy bizantino. Analizo estos hechos desde una perspectiva neutral. Pero te admito que cuando intento analizarlos desde el punto de vista de los norteamericanos, no veo solución. Quizás el gobierno de    Estados Unidos podría admitir su impotencia y pedirle a las Naciones Unidas que los invada militarmente para restablecer la cordura, como en Irak, Afganistán, Kosovo y muchos otros países. Pero no creo que en estos momentos el gobierno estadounidense se sienta merecedor de un sacrificio tan noble de parte de la comunidad internacional.

   Saluda a papá de mi parte. En estos días me ha escrito para decirme que nuestro Soberano lo invitó a palacio para elogiar mi labor como embajador en Puerto Rico.   

   No sé si lo habrá hecho para agradar a papá y agradecerle los años que le sirvió como fiel primer ministro. De todos modos agradezco sus palabras.

   Recibe un fuerte abrazo de tu hermano Constantino.

FIN

 CARTA DE GUAICAIPURO-CUAUHTÉMOC

   Tomado de Ciudad Seva Hogar electrónico del escritor puertorriqueño Luis López Nieves, correo electrónico: noticuento@ciudadseva.com

   Respetuosamente aclaro que este título a mí me suena a algo así como “La novela como fuente de novela” o “La historia como fuente de historia” o “La ficción como fuente de ficción”. Yo creo que toda historia es ficción. Igualmente es posible que yo sueñe que estoy escribiendo literatura, cuando en realidad escribo historia. O viceversa.

   Discurso del emperador indígena venezolano-mexicano Guaicaipuro Cuauhtémoc ante la reunión de Jefes de Estado de la Comunidad Europea. Discurso: (Texto Completo).

   Aquí pues yo, Guaicaipuro Cuauhtémoc, he venido a encontrar a los que celebran el encuentro.

   Aquí pues yo, descendiente de los que poblaron la América hace cuarenta mil años, he venido a encontrar a los que la encontraron hace sólo quinientos años.

    Aquí pues, nos encontramos todos. Sabemos lo que somos, y es bastante. Nunca tendremos otra cosa.

   El hermano aduanero europeo me pide papel escrito con visa para poder descubrir a los que me descubrieron.

   El hermano usurero europeo me pide pago de una deuda contraída por Judas, a quien nunca autoricé a venderme.

   El hermano leguleyo europeo me explica que toda deuda se paga con intereses aunque sea vendiendo seres humanos y países enteros sin pedirles consentimiento.

   Yo los voy descubriendo.

   También yo puedo reclamar pagos y también puedo reclamar intereses. Consta en el Archivo de Indias, papel sobre papel, recibo sobre recibo y firma sobre firma, que solamente entre el año 1503 y 1660 llegaron a San Lucas de Barrameda 185 mil kilos de oro y 16 millones de kilos de plata provenientes de América.

   ¿Saqueo? ¡No lo creyera yo! Porque sería pensar que los hermanos cristianos faltaron a su Séptimo Mandamiento.

   ¿Expoliación? ¡Guárdeme Tanatzin de figurarme que los europeos, como Caín, matan y niegan la sangre de su hermano!

   ¿Genocidio? Eso sería dar crédito a los calumniadores, como Bartolomé de las Casas, que califican al encuentro como de destrucción de las Indias, o a ultrosos como Arturo Uslar Pietri, que afirma que el arranque del capitalismo y la actual civilización europea se deben a la inundación de metales preciosos!

   ¡No! Esos 185 mil kilos de oro y 16 millones de kilos de plata deben ser considerados como el primero de muchos otros préstamos amigables de América, destinados al desarrollo de Europa. Lo contrario sería presumir la existencia de crímenes de guerra, lo que daría derecho no sólo a exigir la devolución inmediata, sino la indemnización por daños y perjuicios.

   Yo, Guaicaipuro-Cuauhtémoc, prefiero pensar en la menos ofensiva de estas hipótesis. Tan fabulosa exportación de capitales no fueron más que el inicio de un plan "Marshall Tesuma" para garantizar la reconstrucción de la bárbara Europa, arruinada por sus deplorables guerras contra los cultos musulmanes, creadores del álgebra, la poligamia, el baño cotidiano y otros logros superiores de la civilización.

   Por eso, al celebrar el Quinto Centenario del Empréstito, podremos preguntarnos:

   ¿Han hecho los hermanos europeos un uso racional, responsable o por lo menos productivo de los fondos tan generosamente adelantados por el Fondo Indoamericano Internacional?

   Deploramos decir que no.

   En lo estratégico, lo dilapidaron en las batallas de Lepanto, en armadas invencibles, en terceros reichs y otras formas de exterminio mutuo, sin otro destino que terminar ocupados por las tropas gringas de la OTAN, como en Panamá, pero sin canal.

   En lo financiero, han sido incapaces, después de una moratoria de 500 años, tanto de cancelar el capital y sus intereses, cuanto de independizarse de las rentas líquidas, las materias primas y la energía barata que les exporta y provee todo el Tercer Mundo.

   Este deplorable cuadro corrobora la afirmación de Milton Friedman según la cual una economía subsidiada jamás puede funcionar y nos obliga a reclamarles, para su propio bien, el pago del capital y los intereses que, tan generosamente, hemos demorado todos estos siglos en cobrar. Al decir esto, aclaramos que no nos rebajaremos a cobrarle a nuestro hermanos europeos las viles y sanguinarias tasas del 20 y hasta el 30 por ciento de interés, que los hermanos europeos le cobran a los pueblos del Tercer Mundo. Nos limitaremos a exigir la devolución de los metales preciosos adelantados, más el módico interés fijo del 10 por ciento, acumulado sólo durante los últimos 300 años, con 200 años de gracia. Sobre esta base, y aplicando la fórmula europea del interés compuesto, informamos a los descubridores que nos deben, como primer pago de su deuda, una masa de 185 mil kilos de oro y 16 millones de plata, ambas cifras elevadas a la potencia de 300.

   Es decir, un número para cuya expresión total, serían necesarias más de 300 cifras, y que supera ampliamente el peso total del planeta Tierra. Muy pesadas son esas moles de oro y plata.

   ¿Cuánto pesarían, calculadas en sangre?

   Aducir que Europa, en medio milenio, no ha podido generar riquezas suficientes para cancelar ese módico interés, sería tanto como admitir su absoluto fracaso financiero y/o la demencial irracionalidad de los supuestos del capitalismo. Tales cuestiones metafísicas, desde luego, no nos inquietan a los indoamericanos.

   Pero sí exigimos la firma de una Carta de Intención que discipline a los pueblos deudores del Viejo Continente, y que los obligue a cumplir su compromiso mediante una pronta privatización o reconversión de Europa, que les permita entregárnosla entera, como primer pago de la deuda histórica...

FIN


Posted via email from Normalistas-México

0 comentarios:

Publicar un comentario

¡¡¡Identificate!!!!
Sólo hay que hacerlo una vez y te servirá como identificación para muchos blog's, con open ID.
Registra tu actual cuenta de correo electrónico en google desde aca: http://www.google.com/accounts/

Compartir

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More