25 abril, 2010

¿Comisión de Impulso a la Calidad Educativa?

¿Comisión de Impulso a la Calidad Educativa?

Luis Hernández Montalvo

La mañana del miércoles veintiuno del mes y año en curso, tuvo lugar la comparecencia del señor Secretario de Educación Pública Alfonso Lujambio Irazábal, ante la recién nombrada Comisión Especial de Impulso a la Calidad Educativa de la LXI Legislatura de la Cámara de Diputados del Congreso de la Unión.

El encuentro de los diputados y el Secretario me llamó la atención y pude ver y escuchar las diversas posiciones de las fracciones parlamentarias ahí representadas. La pantalla del televisor enmarca la figura de un Secretario pulcramente vestido, en su apariencia ha cuidado los mínimos detalles, desde su traje, la camisa y la corbata, hasta su reluciente peinado y corte de pelo, contrasta con el desparpajo de los Diputados miembros de dicha comisión; si bien es cierto que semanas atrás se quejaban y lamentaban el desinterés de la SEP por la Calidad Educativa, ahora, con absoluta seriedad, pero sin ocultar su nerviosismo, los diputados de los partidos Revolucionario Institucional y Acción Nacional, en una posición totalmente acrítica, expresan, a nombre de sus Institutos, un respaldo absoluto a la frágil Alianza por la Calidad Educativa y por el trabajo invisible del funcionario, fuertemente cuestionado en días anteriores.


Los diputados, que anunciaron un diálogo para intercambiar ideas y propuestas, se perdieron en la retórica de un viejo discurso de apoyo incondicional a la política educativa implementada hasta ahora. Por ningún lado aparecieron las propuestas, a pesar de que en su Programa de Trabajo para el Primer Año de ejercicio de la LXI Legislatura, se propone:

“Promover entre las autoridades educativas federal y estatales programas que garanticen el acceso, permanencia y egreso oportuno de los alumnos en educación básica, media superior y superior”

Programa de Trabajo y discursos son el reflejo de la incapacidad de la Cámara de Diputados y sus diputados para construir alternativas a los graves problemas nacionales en la materia. Durante el tiempo que transcurrió la comparecencia esperé pacientemente un destello de inteligencia, que pusiera en claro lo que entienden por “Calidad Educativa” en un país como el nuestro. Con la mayor ligereza repitieron las frases que todo mundo repite sin entender.

Cuando leo el Programa de Trabajo, supongo que la Comisión fue integrada con expertos, los cuales se plantean, entre otras tareas, las de impulsar desde las diferentes expresiones partidarias la Reforma Integral de la Educación Básica, la Reforma Curricular en Educación Media Superior y su vinculación al Sistema Productivo, fomentar la innovación educativa y la investigación en todos sus niveles ¿Cómo creerles cuando algunos diputados en lugar de leer sus textos los deletrean?

Atrás quedarían los lamentos de los diputados miembros de la Comisión, ahora cuentan con un tiempo generoso de cinco minutos por fracción parlamentaria para entablar un diálogo constructivo con el señor Secretario que con el nerviosismo que trae sobre su expresión corporal apenas si logra articular un discurso tan vacio, que se limita a balbucear algún intento de respuesta a tanta zalamería de los que lo cuestionaban por su falta de interés para escucharlos.

El Programa de Trabajo de la Comisión y las distintas intervenciones, se olvidan de un actor que supongo es fundamental para poner en práctica los intentos por modernizar la calidad educativa de México. El Programa se propone impulsar foros y consultas de impulso a la calidad educativa con el concurso y participación de especialistas, académicos, investigadores, padres de familia y sectores sociales involucrados en el Sistema Educativo Nacional. Hasta aquí, ninguna alusión particular a los profesores y a su realidad laboral que contempla su formación, su contratación, los deficientes y escasos programas de capacitación y actualización, el autoritarismo imperante, regulado por una legislación obsoleta que dicta las condiciones de trabajo docente, sujeto a distintos controles políticos y sindicales.

A casi dos décadas de haberse aprobado la actual Ley General de Educación, las distintas reformas y su nula difusión entre la población docente, hacen de este instrumento y sus disposiciones un recurso inútil para generar iniciativas fuera de las inercias con que se conducen y gobiernan las escuelas. La comparecencia es una torre de Babel, cada intervención, o mejor dicho cada lectura de los diputados, se conduce con respeto y con temor, cada uno quiere sobresalir y el joven diputado del Partido Verde Ecologista, aprovecha su tiempo para proponer la inclusión del tema del Calentamiento Global en los Planes y Programas de Estudio de Educación Básica, de la misma manera que en horas anteriores aprobaron los treinta minutos de ejercicio físico de los estudiantes, la lucha contra la obesidad, “la enseñanza de valores”, y los problemas derivados de la violencia en las escuelas.

Por su parte, los diputados de los partidos de oposición solo lograron unos cuestionamientos muy tímidos, ausentes de convicción, reflejo de una incapacidad y de convicciones de acceder al poder algún día. El Diputado del Partido Verde Ecologista no duda en sacar sus lemas de campaña electoral sustentados en la instauración de la pena de muerte en el país, porque, supongo que la muerte de más de veintitrés mil mexicanos es insuficiente para los guerreristas sediento de sangre. Inspirado por los aires mercantilistas de la globalización económica, insiste en establecer el llamado “Bono Educativo”.

Los diputados se enredan con sus frases de papel y así construyen nuevos modelos educativos sin diagnósticos y con fuertes ingredientes de dogmatismo partidario, de quienes saben que el magisterio y la sociedad son demasiado pacientes ¿Por qué creerles que pueden “Redefinir los criterios y modelos de evaluación? ¿Alguno de ellos podrá explicar los saltos abruptos de los resultados de la prueba ENLACE en entidades que en menos de un año, pasan del lugar veintisiete al quinto o séptimo?

Esta Comisión se confunde en sus funciones con las de Educación y Servicios Educativos, Desarrollo Social, Ciencia y Tecnología, Salud Y cultura, entre otras, lo cual, justifica la red burocrática del Congreso de la Unión, que a pesar de su atraso en el conocimiento de las tecnologías, se proponen analizar los programas de Tecnología de la Información que se instrumentan en el Sistema Educativo.

Y mientras los Diputados se desgastan en elogios por los logros educativos y las atenciones que les obsequia el señor Secretario, la Profesora Elba Esther Gordillo, Presidenta del Comité Ejecutivo Nacional del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación, se alista para la sucesión presidencial, convocando, un día antes de la comparecencia del Secretario de Educación con los diputados de la Comisión Especial de Impulso a la Calidad Educativa, al Pleno del Consejo Nacional del CEN del SNTE, en donde reestructura al Comité, dejando en sus puestos únicamente a quince Secretarios y en donde se inaugura un nuevo discurso de ruptura con el Gobierno del Presidente Felipe Calderón y establece los lineamientos para construir nuevas alianzas que garanticen su continuidad al frente de la organización gremial más fuerte del mundo, por el número de sus trabajadores. La nueva lealtad de la maestra se muda de los pinos al estado de México, de donde puede surgir el Candidato del PRI.

El autor es profesor del Bachillerato General Matutino del Benemérito Instituto Normal del Estado de Puebla.

hernandez_luis21@yahoo.com.mx

0 comentarios:

Publicar un comentario

¡¡¡Identificate!!!!
Sólo hay que hacerlo una vez y te servirá como identificación para muchos blog's, con open ID.
Registra tu actual cuenta de correo electrónico en google desde aca: http://www.google.com/accounts/

Compartir

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More