25 octubre, 2009

El Privilegio del Trabajo y el Odio como Política.


El Privilegio del Trabajo y el Odio como Política.


Luis Hernández Montalvo.

Para el señor Presidente de la República, el cierre de la paraestatal Luz y Fuerza del Centro, responde a una política de Estado, para ahorrar más de cuarenta y dos mil millones de pesos destinados al subsidio de la energía eléctrica de  consumo doméstico,  para dedicarlo ahora al gasto contra la pobreza. Líderes empresariales, que hablan por la conciencia de sus representados, han apoyado la medida y condenan “los privilegios” de los obreros afiliados al Sindicato Mexicano de Electricistas SME.

Conductores de noticieros de radio y televisión y líderes de opinión oficialistas coinciden en que fue justa la medida, en este concierto de voces faltan las opiniones de los obispos y cardenales, ganas no les han de faltar. Los verdaderamente privilegiados, los príncipes de las iglesias, los dueños del dinero, los traficantes de alimentos, los especuladores y defraudadores de la nación, los dueños del poder político, los que controlan los poderes de la unión, los líderes de los partidos y los intereses que representan diputados y senadores, los depositarios de la ley, de los jueces que encarcelan a indígenas monolingües, mientras dejan en libertad a toda clase de delincuentes y criminales.

La desastrosa conducción del país en los últimos veinte años, la aplicación dogmática a las políticas económicas de los grandes centros financieros internacionales, la ausencia de creatividad y de responsabilidad, nos han condenado a la pobreza y a la extrema pobreza. Hoy nos encontramos en un callejón sin salida, en nuestro país, contar con un trabajo es un privilegio, en México, los obreros que tienen salarios de cuatro mil o seis mil pesos mensuales es un privilegio que debe acabar, por eso el señor Presidente decidió dejar en el desempleo a más de cuarenta y cuatro mil obreros de Luz y Fuerza del Centro ¿Cuántos sueños de niños y jóvenes se verán truncados por el desempleo de sus padres? ¿Cuántas esposas de los trabajadores verán disminuidos sus ingresos domésticos? ¿En qué negocio exitoso pueden invertir los obreros el importe de su liquidación? ¿En INVERBIEN? ¿En el grupo SITMA? ¿En la Banca extranjera que te cobra hasta el aire que respiras en sus oficinas?

Para los viejos que dejaron su vida productiva en la empresa de Luz y Fuerza, pueden conformarse con una pensión de mil pesos mensuales, privilegio heredado por la existencia de un sindicato, pero no nos equivoquemos, la liquidación y extinción de Luz y Fuerza del Centro, violentando las leyes nacionales y la entrada policiaca a las instalaciones de la empresa reflejan el  odio contra un Sindicato democrático que no apoyó y no apoya al gobierno panista de Felipe Calderón. Para el Presidente, el SME es un enemigo a vencer, humillándolo, desarticulándolo y evitar que se convierta en un punto de referencia y de resistencia a la Reforma Laboral en puerta.

Las televisoras y los medios electrónicos han insistido hasta la saciedad que se trata de la liquidación de una empresa que reportaba pérdidas económicas, que no era productiva y que una parte de su presupuesto se destina al subsidio de los consumidores. La ineficiencia de la empresa, no es responsabilidad de la administración que pone el gobierno, sino los trabajadores que operan el servicio, es responsable la organización sindical que defiende el sistema de jubilaciones y pensiones. Algo pasa que las televisoras no son tan influyentes en algunos temas, por eso, miles de trabajadores y de la sociedad salieron a la calle el pasado día quince para protestar contra las medidas de odio que condenan al hambre a cuarenta y cuatro mil obreros y sus familias.

El señor Presidente de la República Mexicana y los diputados y senadores del Congreso de la Unión del Partido Acción Nacional, están molestos por los resultados de las  elecciones del mes de julio, esto los ha puesto en alerta, el tiempo vuela y estamos a un paso de las elecciones del dos mil doce. La Coparmex  quiere ser el único sindicato corporativo que sobreviva al siglo Veinte, les incomoda la organización de los obreros, el derecho de huelga, los salarios decorosos para una vida digna. Estos demócratas que de todo opinan quieren fuerza de trabajo esclava, sin derechos. ¿Esta será la Patria libre y ordenada que soñaron los fundadores del PAN? ¿Este es el testimonio que dan los que se dicen amigos del hijo del carpintero? ¿Y las encíclicas papales sobre el trabajo?

También son privilegiados los miembros del Congreso de la Unión. Los voceros de las televisoras consideran que mantener a quinientos diputados es muy costoso, que sostener al poder legislativo nos cuesta a los mexicanos más de nueve mil millones de pesos anuales, que el sueldo mensual de un diputado es de ciento cinco mil pesos, que se suman doce por ciento de fondo de retiro, treinta mil pesos de ayuda ciudadana, cincuenta mil de asistencia legislativa, seguro de gastos médicos mayores para los diputados, incluyendo  la mujer y los hijos, gastos funerarios, boletos de avión, ayuda terrestre por diez mil pesos, gasolina, celulares, lentes,  coche y chofer, aguinaldo y bono de retiro por un millón y medio de pesos. Los diputados y líderes de partidos consideran prudente reducir el   número de diputados y no se dan cuenta que reducen la capacidad de la sociedad para influir en la elaboración de políticas públicas.

Privilegiada es nuestra máxima casa de estudios que con el resto de las universidades públicas e institutos de educación superior gastan millones de pesos en forma de subsidio, onerosa es la educación básica de origen público, la inversión por estudiante, el  gasto del presupuesto educativo se destina básicamente al pago de nómina de salarios de profesores y trabajadores. Y la ineficiencia de la administración la pagan los trabajadores. La quiebra de Luz y Fuerza del Centro y la poca o nula eficacia de la administración, debiera ser castigada con cárcel, el gobierno nos debe una explicación.

La destrucción del SME tomó por sorpresa a los intelectuales de nuestras universidades públicas, que poco a poco se alejan de la realidad política concreta, a los partidos de izquierda, más preocupados por las plazas electorales que por el curso del debate nacional por la reforma laboral, la vigencia de los derechos obreros, entre los  que se encuentran la libre sindicalización, el derecho de huelga, la contratación colectiva y las reformas constitucionales que garanticen mecanismos democráticos en la elección de los líderes y transparencia en el manejo de los recursos propios del gremio de que se trate.

Hay comentaristas que consideran la medida presidencial de autoritaria, pero la aprueban si se hace extensiva al resto del sindicalismo. Sin debate y sin proyecto, el autoritarismo de derecha se traduce en política de odio, en venganza ideológica, en delirio por destruir al oponente. Lamentemos la ingenuidad de los legisladores de oposición, sobre todo, los nombrados de izquierda y  su alejamiento de los intelectuales, que  impide prever los golpes que tendrán que enfrentar las universidades públicas, primordialmente la Universidad Nacional Autónoma de México. Los intereses de los llamados poderes fácticos están garantizados, tanto por el servicio que reciben de los partidos como el impacto de las campañas publicitarias. Verdaderos privilegios es no pagar impuestos, es burlar los tribunales y las cárceles, privilegio es el que otorga la ley para dejar en el desempleo a más de cuarenta mil trabajadores.

¿En qué momento abandonamos el autoritarismo del viejo régimen priista  para adoptar un nuevo autoritarismo de derecha, más peligroso y criminal? El pueblo, generoso sale a la calle, aún confía en sus líderes. Esperamos que la UNAM haga vigente su lema: “Por mi Raza, Hablará el Espíritu”

El autor es profesor del Bachillerato General Matutino del Benemérito Instituto Normal del Estado de Puebla.


hernandez_luis21@yahoo.com.mx

0 comentarios:

Publicar un comentario

¡¡¡Identificate!!!!
Sólo hay que hacerlo una vez y te servirá como identificación para muchos blog's, con open ID.
Registra tu actual cuenta de correo electrónico en google desde aca: http://www.google.com/accounts/

Compartir

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More