02 mayo, 2009

Maestros: de la sociedad del conocimiento a la migración.

Llegó por e-mail:

-------------------------------------------------------


Maestros: de la sociedad del conocimiento a la migración.


Luis Hernández Montalvo.

El siglo XX, es el siglo del magisterio mexicano. Desde los primeros años, jugó un papel destacado como ideólogo del movimiento armado que se gestó en 1910. En Puebla, fueron las mujeres las que empataron el ejercicio de la docencia con la lucha anti -reeleccionista de los hermanos Serdán. En el estado de Morelos, el maestro Otilio Montaño, redactó junto a Emiliano Zapata el Plan de Ayala. En 1921, con la creación de la Secretaría de Educación Pública, otras fueron sus tareas y sus afanes y generosamente creyó en los discursos de los políticos y de los gobiernos que le prometieron una nación donde reinarían la igualdad y mejores condiciones de vida. Un día, la patria generosa colocaría guirnaldas en su cabeza y le entregarían casa, vestido y sustento, para que el y su familia vivieran con dignidad. En Puebla, las maestras empezaron a desconfiar desde 1923-1925 y se levantaron para reclamar sus derechos, al más elemental de ellos, a poder cobrar su salario. Nada cambió y por muchos años los maestros se conformaron con las toneladas de papel donde se escriban los discursos de la revolución, se destacaba a la educación y el apostolado del magisterio en la importantísima tarea de la modernización de México. Fueron años de sacrificio, en donde enseñar el alfabeto a los niños y adultos, era más que un delito y frente a la intolerancia de los hacendados, la iglesia católica y la ignorancia del pueblo, los maestros regaron con su sangre la tierra y ofrendaron sus vidas en el martirio más sublime. Ellos no serán levantados en los altares como los cristeros, ni serán coronados con el perfume de la santidad, ellos simplemente se quedan en el olvido. Entre 1958 y 1960, los maestros sindicalizados de la sección XIX del SNTE, reclaman las promesas incumplidas. Por aquellos días, está en su apogeo el Estado Benefactor, la economía del país esta en constante crecimiento, políticos, banqueros, líderes empresariales y sindicales se enriquecen a manos llenas. En 1968, los maestros caminan solidarios con sus hijos En 1970, los profesores de varias partes del país, se organizan y por primera vez rechazan la Reforma Educativa impuesta por el gobierno. Por primera vez los profesores se enfrentan a la burocracia y cuestionan los contenidos, la metodología y las visiones que las contienen. Junto a las movilizaciones aparecen los debates, los manifiestos y las publicaciones. A finales de los setenta y durante toda la década de los ochentas, los maestros se expresan como demandas insatisfechas, son parte del malestar social que se genera en torno a las ideas neoliberales, los maestros se saben que son una fuerza histórica, muy sensible a los cambios que vive la política y la economía mundial y desde la memoria saca fuerzas y experiencia para enfrentar las consecuencias de la globalización y como parte del mundo del trabajo, advierte que los cambios no lo favorecen. La flexibilización del trabajo, solo puede prometer trabajos temporales, terminar con la basificación, fomentar el despido, sujetarlo a turnos y horarios de trabajo inhumanos, bajos salarios y condiciones de trabajo precarias. En 1992, la dirección formal del sindicato, el gobierno y la burocracia educativa firman el Acuerdo Nacional para la Modernización de la Educación Básica. Otra vez las buenas intensiones, como en el pasado. Se le promete un salario profesional que nadie logra definir y junto a lo anterior, un escalafón horizontal que estimule su desempeño en las aulas y los primeros en beneficiarse estuvieron los líderes sindicales , funcionarios y empleados de la SEP, que nunca habían estado frente a grupo Otra de las promesas fue la descentralización educativa, se nos dijo a los profesores que ya no era necesario trasladarse a México para resolver los problemas de las entidades. A quince años, los gobiernos y las burocracias educativas locales han sido incapaces para generar diagnósticos y programas que resuelvan nuestros problemas, a cambio, lo que vemos es un crecimiento desmedido de la burocracia, que en estos días opera como promotora del voto a favor del PRI y del PANAL Desde la península de Yucatán, se inicia un gran éxodo de maestros empobrecidos, le siguen sus compañeros de Chiapas y Tabasco y en el camino se encuentran con los maestros de Oaxaca, Guerrero, Puebla, Tlaxcala e Hidalgo o los del Bajío. Es el fenómeno de la migración, que lo mismo afecta a los campesinos que a los maestros rurales, maestros sin esperanza, hombres y mujeres expulsados de su país que no les garantiza su derecho al trabajo y a una vida digna. En su paso por Puebla, los caminantes – emigrantes observan con asombro la ciudad comercial, que excluye a los que no tienen carros para acceder a ella, aquí los changarros son exclusivos para quien trae dinero en tarjetas de crédito. Aquí también la arquitectura de las nuevas iglesias católicas, no invitan a la oración, sino como escaparate para lucir los mejores trajes comprados en Europa y las alhajas que compiten con su brillo en el cuello de las mujeres que asisten a los actos sociales que no religiosos. La familia del carpintero se siente incómoda en aquella casa de tanto esplendor, los sacerdotes le han escondido su banco de trabajo y les han dado el trabajo de anfitriones en una casa que no sienten suya. En el mismo escenario compiten los colegios particulares y destacan por su opulencia y arquitectura moderna el Tecnológico de Monterrey en Puebla y la universidad Iberoamericana. Esta ciudad luminosa y próspera tiene un pasado doloroso, el despojo de las tierras a sus legítimos dueños y la destrucción de cientos de hectáreas de tierra arable .Emigran los maestros pobres, los más pobres entre los pobres, los que no son competitivos ni en el campo, ni en la nueva “sociedad del conocimiento” que construyen los burócratas en discursos ocasionales, los maestros que egresan de las escuelas normales y que son condenados al desempleo, porque sus escuelas de formación son reproductoras de ignorancia, de pobreza intelectual y profesional. Un porcentaje del magisterio vive bien, son funcionarios y líderes sindicales a la vez, principalmente la elite del SNTE. Por primera vez se dieron a conocer los ingresos que se obtienen por medio de las cuotas sindicales, durante el 17 Consejo Nacional. El colegiado de finanzas dio a conocer que anualmente recaba 130 millones de pesos por concepto de cuotas de las 55 secciones del país. Por otra parte, Wall Street Journal, de Nueva York del 31 de julio de 2003, supone que el SNTE, recauda 9 millones de dólares, mensuales. Estamos en 2006, en un nuevo siglo cargado de incertidumbre y desconfianzas, de irritación. Nada de lo que ven nuestros ojos hubieran sido posibles sin los maestros, México se hizo moderno por el trabajo de los maestros y después de un siglo de espera, cuando los maestros exigen ser escuchados por los senadores de la República y en su desesperación porque le sierran el paso quiebra los vidrios de tan honorable recinto, el conductor de noticias don pepe Cárdenas, lanza un grito y lo acusa de criminal y en el noticieros de la noche, todos, a coro se suman para demandar castigo a los delincuentes. Nadie cuestiona la ineficiencia de la administración y la estupidez de los gobiernos locales que no tienen la capacidad y facultades para resolver los problemas que heredamos del siglo pasado. (hernandez_luis21@yahoo.com.mx ) Publicado en e-consulta.com.mx, primer periódico digital de Puebla y en la página especializada wenceslao.com.mx

0 comentarios:

Publicar un comentario

¡¡¡Identificate!!!!
Sólo hay que hacerlo una vez y te servirá como identificación para muchos blog's, con open ID.
Registra tu actual cuenta de correo electrónico en google desde aca: http://www.google.com/accounts/

Compartir

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More