12 febrero, 2011

La nueva imagen de la SEP en Puebla.

---------- Mensaje reenviado ----------

La nueva imagen de la SEP en Puebla.

Luis Hernández Montalvo.

El nombramiento de los Subsecretarios y Directores de área de la SEP estatal en Puebla, considera los cargos directivos como cuotas de poder que los partidos reivindican como propios.

La Secretaría de Educación Pública en el estado de Puebla a través de un boletín de prensa, dio a conocer el nombramiento de los funcionarios que van a dirigir las Subsecretarías y las Direcciones de área de uno de los organismos más conflictivos del gobierno estatal.

En dicho boletín se quiso destacar los perfiles “con experiencia y trayectoria probada en el sector educativo” de los nuevos funcionarios, sin embargo, esto ha provocado una reacción inmediata de los líderes sindicales del SNTE, que al sentirse desplazados en el tradicional reparto de cuotas de poder, consideran que puede haber nuevos conflictos con los trabajadores de la educación y cuestionan que la nueva administración se integre con personajes externos al estado de Puebla y con miembros de los Partidos Convergencia y  Verde Ecologista y para rematar, Sylvia Schmelkes sostiene que “La educación mejorará si termina la relación “perversa” entre SEP y SNTE. (Tercer foro de modelos y políticas educativas, realizado en la Ibero Puebla, La Jornada de Oriente, p7, 11 de enero de 2011).

Si bien, los nombramientos se han dado a conocer en el transcurso de la semana, los cambios fueron visibles desde el primer minuto de vida del nuevo gobierno encabezado por Rafael Moreno Valle. Durante la madrugada del primero de febrero, fueron desmanteladas todas las referencias a la anterior administración y se empezó a construir la nueva imagen de la SEP en Puebla.

Un número importante de jovencitos y señoritas bien vestidos con ropa de marca global y con joyas caras, de modales finos y educados, atentos al público, con aspecto de  modelos, han desplazado a la vieja administración burocrática y despótica que se integraba como cuota de poder a los dirigentes locales del SNTE.

Hasta ahora, la nueva administración se ha encargado de crear una nueva imagen que contrasta con la perplejidad de los líderes del SNTE que no acaban de entender que pasa en uno de sus espacios que recreaba su poder corruptor.

Pero los cambios no solamente son de imagen, también de operatividad en el trabajo de las oficinas, hasta para el trabajo secretarial, han sido desplazados los empleados secretariales que no les confían ni la elaboración de los oficios y circulares que emiten los nuevos funcionarios que llegan a sus oficinas desde muy temprano y se van hasta muy noche. Los empleados le apuestan al desgaste de la nueva administración y juegan en los pasillos con las anécdotas de cuando los funcionarios llegan tarde a sus compromisos a las escuelas porque desconocen su ubicación y la geografía de la entidad.

Los líderes no tienen una política que fundamente su propuesta de una nueva administración y están incapacitados para transformar esta realidad que se les presenta de manera compleja en el nuevo contexto político, que creen haber participado en su construcción, pero en que no se ven compensados.

La crisis de la educación en el estado de Puebla no es un problema de imagen, tampoco de participación partidaria o sindical, pongamos como caso al estado de Guanajuato que lleva ya varios años gobernando por el PAN y no cambia, ni el discurso, ni las prácticas de las distintas administraciones, y lo mismo se puede decir de los gobiernos de los perredistas en Zacatecas, Michoacán, Guerrero y Chiapas, tan represores y autoritarios como las administraciones que surgieron del PRI-SNTE, hasta ahora la realidad educativa no ha sido transformada por los entramados burocráticos esclerotizados de la política y la educación.

 ¿Cómo separar la política educativa de lo civil? ¿Quién es el encargado de retar a los gobiernos para transformar nuestro sistema educativo? ¿La diputación de Nueva Alianza? ¿Quién puede frenar la mercantilización de la educación?

En 1992 se empezó a construir un nuevo discurso para modernizar la educación sobre las viejas prácticas burocráticas de la SEP y el SNTE. El gobierno recurrió a los líderes del SNTE para legitimar el Acuerdo Nacional para la Modernización de la Educación Básica y Normal (ANMEB), posteriormente los mismos actores políticos firmaron un Pacto Social para la Calidad de la Educación y más recientemente, en el sexenio de Felipe Calderón, se establece la Alianza para la Calidad de la Educación, (ACE). Entonces, ¿Dónde está el problema? ¿Dónde está la definición del SNTE ante las nuevas circunstancias?

Pero si esto ocurre a nivel nacional, en el plano local hemos tenido en los últimos veinte años toda clase de desatinos como el transexenal Programa Educativo Poblano que justificó el proceso de mercantilización de la educación en Puebla, en perjuicio de las instituciones públicas. En un tiempo relativamente corto, se crearon cientos de universidades e institutos de educación superior con financiamiento privado teniendo como beneficiarios a los propios funcionarios y líderes sindicales, quienes se sirvieron de los puestos para escriturarse las nuevas instituciones, a eso se referían cuando nos decían que estaban construyendo la metrópoli educativa más importante del país.  

 Por lo pronto, no sabemos cómo piensa la nueva administración en un contexto más amplio de compromiso que rebase la visión corta de la quincena y los salarios que por lo que suponemos y vemos, las necesidades de los “nuevos perfiles y trayectoria probada” y de imagen, son muy onerosos para el presupuesto educativo.

Es todavía prematuro pedir a la nueva administración que encabeza Luis Maldonado tenga alguna definición frente a la enorme burocratización de la SEP poblana, aunque ya se han suprimido varios departamentos que han dejado fuera tanta ineptitud y corrupción. Si  hace falta saber que se va a hacer con las Coordinaciones Regionales de Desarrollo Educativo, si se rescatará a la Universidad Pedagógica Nacional en sus procesos académicos de capacitación y actualización del magisterio.

 ¿Qué pasará con los procesos de gestión de las escuelas normales? ¿Se seguirán imponiendo directores en estas escuelas al margen de las comunidades escolares?  ¿Seguirán los procesos de simulación en la formación de las nuevas generaciones de profesores? ¿Qué pasará con la capacitación y actualización de los maestros en servicio? ¿Rescatarán Carrera Magisterial para los profesores que trabajan en las aulas o seguirá como estímulo a la carrera sindical? ¿Y el elefante blanco del Centro Estatal de Tecnología Educativa? ¿Y el programa de Enciclomedia? ¿y el robo descarado de los equipos y programas  de Enciclomedia, en escuelas como el BINE?

El autor es profesor del Bachillerato General Matutino del Benemérito Instituto Normal del Estado de Puebla.    hernandez_luis21@yahoo.com.mx

 

 

   

 


 

Posted via email from Normalistas-México

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¡¡¡Identificate!!!!
Sólo hay que hacerlo una vez y te servirá como identificación para muchos blog's, con open ID.
Registra tu actual cuenta de correo electrónico en google desde aca: http://www.google.com/accounts/

Compartir

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More