30 diciembre, 2010

DESDE LAS ENTRAÑAS DEL MOUNSTRO. EDUCACION O NARCOINSURGENCIA. GUAKALEAKS. POSTER E HISTORIA. QUEDA LA PALABRA APOYA. WIKILEAKS

---------- Mensaje reenviado ----------
De: Coordinadora Nacional


Obsequiamos tres archivos adjuntos muy importantes incluyen poster, historia y artículo periodístico,. Además los extras que van aquí
 “Educad a los niños ahora y no será necesario tener ejercito  mañana para castigar a los hombres”
      Esta frase de Pitágoras es demoledora. Lo dijo hace 2,500 años, así que nos debería haber dado tiempo para reflexionar sobre ello y darnos cuenta de que, efectivamente, en la educación está la clave de que la sociedad mejore o empeore, de que el futuro sea peor o mejor.
¿Por qué a nuestros políticos no se les dio la sabiduría, vamos cuando menos el sentido común?
George Carlin - El Sueño Americano - Subtitulado – 4:16

     Para los que nos sentimos muy cómodos en esta suciedad, perdón sociedad…este Americano es un comediante pero en realidad no se estaba burlando estaba tratando de poner a reflexionar a la gente.
Educación o narcoinsurgencia
·       El Secretario de Educación “Vamos por buen camino”, 100 millones de mexicanos dijeron ¡Nooooo!!!, eres un zopenco y pelmazo”.
·       Los resultados de la encuesta del CNCA y la prueba PISA demuestran el fracaso de la reforma educativa panista.
·       Octavio Paz alguna vez escribió que a los lideres y funcionarios del PAN  –hordas fascistas- no les interesaban la cultura, la educación y las artes, por eso en sus filas no había intelectuales.
·       El analfabetismo funcional –analfabestialismo- de los gobernantes del PAN solo le ofrece a los jóvenes como horizonte laboral el narco.
Por Javier Aranda Luna
     Según la Encuesta Nacional de Hábitos, Prácticas y Consumo Culturales dada a conocer por el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes, el panorama educativo en México resulta francamente aterrador: 73 por ciento de los encuestados no ha leído un libro en el último año, 57 por ciento no pisó una librería, 79 por ciento no adquirió un libro y peor aún: casi la cuarta parte de los encuestados reconoció no tener un libro en su casa. Esto significa que 26 millones de mexicanos o poco más de 6 millones de hogares ¡no cuentan siquiera con un diccionario ni con una Biblia en casa!
     ¿Ese es el buen camino por el que va nuestro país en materia educativa, como asegura el secretario del ramo?
     Estos datos corroboran el fracaso del modelo educativo implementado por los gobiernos panistas y documentan desde otra perspectiva los más recientes resultados de la prueba PISA aplicada en nuestro país. En esa evaluación de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos se señala que 46 por ciento de nuestros jóvenes examinados cuentan con un grado insuficiente de aprendizaje, es decir, que sólo identifican ideas sencillas en los textos, que nuestras habilidades científicas son limitadas y que los alumnos sólo pueden resolver operaciones matemáticas rudimentarias. ¿De verdad vamos por buen camino en materia educativa?
     Cuando hace años Octavio Paz escribió que no había intelectuales en el Partido Acción Nacional no entendí cabalmente lo que eso significaba. Lo entendí, cuando ese partido llegó al poder: cuando las hordas fascistoides de sus bases se empoderaron y empezaron a quemar libros de texto en la plaza pública, cuando sus funcionarios de primer nivel intentaron prohibir novelas de García Márquez y Carlos Fuentes, o cuando desaparecieron la filosofía de los planes de estudio del bachillerato.
     El analfabetismo funcional de distinguidos miembros de ese partido va más allá de un anecdótico Vicente Fox diciendo Borgues por Borges o de una Marta Sahagún hablándonos de la Rabina Gran Tagora en lugar del celebérrimo autor de El hogar y el mundo. Es una política de Estado que atenta contra el sistema educativo mismo; que vulnera profundamente el desarrollo económico del país y el futuro de varias generaciones.
     Según la tendencia del crecimiento poblacional estamos perdiendo nuestro llamado bono demográfico por la migración de algunos de nuestros mejores jóvenes, por no encontrar trabajo en el país y porque cada día nuestra población es más longeva. ¿Cuántos jóvenes se necesitarán para cubrir una cada vez más abultada nómina de jubilados? ¿Cuántas fuentes de trabajo debería procurar el equipo gobernante para evitar esa encrucijada que se avecina? ¿La narcoinsurgencia será el único horizonte laboral para muchos jóvenes en el futuro?
     El rector José Narro ha dicho que si se han hecho rescates bancarios y carreteros deberíamos hacer un rescate social mediante la educación. El milagro económico de los Tigres de Asia y el de una Alemania destruida por la guerra y que es hoy el motor económico de Europa es la educación. Además, la enseñanza es el mejor antídoto contra el crimen organizado y la única forma lícita para generar riqueza.
     Ojalá que los datos de la encuesta sobre hábitos culturales y los más recientes resultados de la prueba PISA en nuestro país ayuden a perfilar una positiva política de Estado en materia educativa: menos pomposa y más productiva, más cerca de las necesidades del país que de las políticas de los partidos, más cerca de la gente que de los sindicatos, más apoyada en los clásicos (los libros más baratos del mercado) que en los best sellers, más centrada en los libros rudimentarios que en los e-book, en fomentar el gusto por la arqueología más que por los espectáculos de luz y sonido en zonas arqueológicas. Los productos milagro en materia educativa más que un engaño o un buen negocio para algunos, es un crimen social. La reforma educativa de India es un ejemplo de lo que se puede hacer, la emprendida por Brasil es otro. ¿Comenzará este rescate social mediante la educación hasta que concluya esta administración panista?
DESDE LAS ENTRAÑAS DEL MONSTRUO
     "Money, money, money..." Comprobando lo que ha revelado Wikileakes. Una probadita del ¿por qué a los gringos les interesa la muerte, la destrucción, las armas, las guerras, la intriga?, ¿por qué afirman que ellos no tienen amigo$, tienen intere$e$?
¡Por favor no los imitemos!!!
     Por César Fernando Zapata
     DALLAS, Texas -- Por supuesto, todos sabemos lo distinto que es el idioma inglés al español.
     Pero el idioma también denota mucho las costumbres y diferencias culturales entre angloamericanos y latinoamericanos.
     Es casi como un estandarte, la bandera cultural de cada quien. Por eso, el tema del idioma tiene una enorme carga política.
     (Por ello precisamente el uso del español causa tanto escozor entre los ultranacionalistas anglosajones, por sus connotaciones políticas, no lingüísticas. Similares efectos causa el uso del idioma inglés entre los ultranacionalistas latinoamericanos, que abominan de él.)
     Pero independientemente de estas obvias diferencias, una vez que el inmigrante latinoamericano aprende inglés, se da cuenta que las diferencias van mucho más allá de usar palabras distintas.
     No sólo son las palabras distintas, sino el uso de éstas que dejan entrever un abismo de diferencias entre cómo ve el mundo un norteamericano, en comparación con los latinoamericanos.
     La mentalidad de los norteamericanos está tan enfocada a tener "éxito" (léase: ganar mucho dinero) que incluso lo reflejan en sus frases de todos los días.
     Veamos algunas de las más comunes:
     Por ejemplo, mientras que en español tenemos una frase que dice: "ganarse la vida", el equivalente en inglés sería "to earn a living". Sin embargo, en la práctica, mucha gente prefiere decir: "to make money" ("hacer dinero").
     Cuando en español esperamos que gane alguien o algo (por ejemplo, determinado equipo de futbol, o que se realice una posibilidad futura), decimos: "Yo le voy a...". Pero los norteamericanos prefieren esta frase: "My money goes to..." ("Mi dinero va a...").
     La frase "dar en el clavo" se traduce como "on the money" ("en el dinero").
     "Making good money" ("Hacer buen dinero") sería el equivalente de "ganar bien", o "tener buen salario".
     Cuando los hispanos decimos que no haríamos nada decimos "por nada del mundo", pero los norteamericanos dicen: "For the love of money" ("Por el amor al dinero").
     Si nosotros decimos que alguien o algo "da una buena pelea", los norteamericanos dicen que da "una buena carrera por su dinero" ("run for someone's money").
     Cuando nosotros predecimos que algo tiene igual posibilidad de ocurrir, decimos: "Seguro que ...". Pero los "gringos" dicen "even money" ("dinero empatado").
     Cuando los hispanos respaldamos a alguien o a algo, generalmente decimos que "ponemos la mano en el fuego por eso", o "si tuviera que elegir...". En cambio, los norteamericanos dicen "for my money, I'd pick... " ("por mi dinero, yo elegiría a...")
     Si nosotros le reclamamos a alguna persona hipócrita que haga lo que predica, le decimos que "predique con el ejemplo". Pero los norteamericanos le dicen: "put your money where your mouth is" ("pon tu dinero donde está tu boca").
     Y por último, una clásica: Cuando tratamos de valorar el tiempo, los hispanos decimos: "El tiempo vuela"... pero los norteamericanos usan una frase inmortal que define como ninguna la cultura anglosajona (y que hasta ha sido adoptada por muchos países latinoamericanos):
     "Time is money", “el tiempo es dinero” o el “tiempo es oro”

0 comentarios:

Publicar un comentario

¡¡¡Identificate!!!!
Sólo hay que hacerlo una vez y te servirá como identificación para muchos blog's, con open ID.
Registra tu actual cuenta de correo electrónico en google desde aca: http://www.google.com/accounts/

Compartir

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More