06 noviembre, 2010

TEORIA DIALOGICA DE P. FREIRE

---------- Mensaje reenviado ----------
De: Laurentino Martinez <laurentinomtz@gmail.com>

 

TEORIA DIALOGICA DE P. FREIRE


Los seres humanos son seres del quehacer social, debido a que su hacer es producto de la acción y de la reflexión, es decir de la praxis comunitaria. Para comprender esto debemos tener claro el concepto antropológico de cultura que hace referencia a esta como a un constructo socio-históricamente determinado fruto de la experiencia acumulada de generaciones en generaciones que posee sus propias características de una comunidad a otra. La cultura de cada comunidad se patentiza y evoluciona día con día en las acciones comunitarias e individuales  adecuadas a su realidad social, cultural,  política y económica.


El método praxista transformador de la realidad fue denominada por P. Freire como: “Teoría de la acción cultural dialógica”*, la cual consta de las siguientes características:

·         La síntesis cultural

·         La unión

·         La organización

·         La colaboración

Estas características de la “Teoría dialógica” son interdependientes puesto que todas funcionan en el entramado de las relaciones socio-culturales. Sin embargo para fines explicativos las abordaremos por separado:

 

La síntesis cultura.

implica el proceso de recuperar las reivindicaciones comunitarias y comprender la naturaleza antagónica de la contradicción opresora capitalista, que hace necesariamente que el “liderazgo revolucionario” incorpore a sus fines  la reivindicación y la devuelva problematizada a la comunidad, pero además deberá hábilmente sintetizarla con visión vivencial mancomunada  de los cuadros de liderazgo y de la comunidad.

 

En el sistema capitalista: En la lucha obrera se plantea de manera constante de la “reivindicación salarial” la cual antagoniza con “los salarios mínimos” fijados por el patrón. El liderazgo revolucionario abraza la reivindicación obrera, problematizándola enviándosela al pueblo quien debe generar un proceso de reflexión dialógica-crítica que lo lleve a comprender conscientemente que el obrero “debe ser propietario y no vendedor de su trabajo”, puesto que ninguna reforma laborista será suficiente para mejorar sus condiciones de vida.

En la escuela: la comunidad de aprendices del circulo de estudios (o de la clase), plantea la reivindicación “del diez de cada tarea”, la cual antagoniza con la calificación reprobatoria (el 5 de cada tarea). El maestro revolucionario debe abrazar la reivindicación estudiantil, problematizándola enviándosela a la clase quien debe generar un proceso de reflexión dialógica-critica que la lleve a comprender conscientemente que el  aprendiz “debe ser propietarios y no consumidor del aprendizaje”, puesto que ninguna calificación regalada será suficiente para mejorar sus capacidades de aprendizaje y posesión del conocimiento

 

La unión.

El liderazgo revolucionario debe obligarse a desarrollar un esfuerzo continuo para lograr y mantener constantemente la unidad de los oprimidos entre si y de estos con él para lograr la liberación.

 

En el sistema capitalista: La unión de los oprimidos, debe patentizarla en  la relación solidaria entre sí, sin generar  categorizaciones de “tipos de oprimidos” (campesino, mineros, obrero, burócrata, etc.) más por el contrario debe generar una conciencia de clase proletaria.

En la escuela: La unión de los aprendices debe patentizarse en acciones cooperativas y solidarias sin menospreciar las habilidades de aprendizaje y mucho menos categorizar los “tipos de aprendices” más por el contrario debe implementarse una conciencia del aprendizaje comunitario.

 

La organización.

También el liderazgo revolucionario debe buscar la organización de las masas para lograr la finalidad común de liberarse mutuamente: cuadro de liderazgo y las masas.

Para lograr la organización es necesario conocer el momento histórico de la acción y de la visión del mundo que ostenta las masas populares (bases) sobre la reivindicación y la contradicción principal a fin de determinar el contenido y la forma del discurso (testimonio). Los elementos constitutivos del discurso de un líder de las masas populares se encuentran:

·         La coherencia, entre la acción y el acto discursivo del líder “quien convence más con su ejemplo que con sus palabras”.

·         La osadía, de enunciar exponer su testimonio critico de la realidad opresora enfrentando la existencia como una problematización permanente.

·         La radicalización de las acciones sin caer en reformismos burgueses

·         La masificación de las ideas, de la reflexión y de las acciones evitando la sectarización.

·         La valentía de la liberación, que exige la transformación de las contradicciones del mundo opresor capitalista.

·         Creencia en las masas populares de que en ellas se anida la reflexión crítica que resolverá las problematizaciones para construir la síntesis.

A pesar de lo anterior en ocasiones el discurso no fructifica debido a que no corresponde a las condiciones históricas por lo que las masas populares no se adhesiona al testimonio haciendo que esta pase desapercibido lo que impedirá que en otro momento se genere el proceso de concienciación de las bases.

 

También es importante comprender que la disciplina es condición esencial y hasta indispensable para lograr la organización de las masas populares, puesto que sin ella no se alcanza la finalidad principal establecida por la entidad comunitaria,  sindical o política. “Sin liderazgo, disciplina, orden, decisión, objetivos, tareas que cumplir y cuentas que rendir, no existe organización y esta se diluye en la acción revolucionaria. Sin embargo nada de esto justifica el manejo y cosificación de las masas”. (P. Freire, 1970:233) Pero debemos tener cuidado en mantener el proceso emancipador de las masas, puesto que el liderazgo manipulador cosifica a la masas tornándose antirrevolucionario por sus características autoritarias que reviste.  Entonces la fuente de la autoridad se encuentra en la libertad, en el ejemplo y el trabajo comunitario que se condensa en la persona del líder como adhesión simpática, que posteriormente se torna una autoridad irradiante.

 

En el sistema capitalista: Los obreros  sindicalizados deben pugnar en todo momento por mantenerse organizados manteniéndose en todo momento participativos, críticos, autónomos, etc. de los capitalistas y del estado para alcanzar la síntesis de sus reivindicaciones y las contradicciones del capitalismo

En la escuela: Los aprendices agrupados en el circulo de cultura deben priorizar en todo momento la organización  manteniéndose en todo momento participativos, críticos, autónomos, etc. del educador y del poder de las autoridades educativas para alcanzar la síntesis de sus reivindicaciones y contradicciones estudiantiles.

 

Colaboración

Toda forma de unidad y organización inherentemente se encuentra en ellas acciones de colaboración entre oprimido-oprimido y   liderazgo-oprimido  que permitirá alcanzar la liberación de la comunidad en su conjunto mediante la teoría dialógica.

La colaboración requiere de confianza como principal factor de cohesión entre las masas populares debe tener en sí mismas y en el liderazgo revolucionario que se logra una que estas perciben su dedicación  y autenticidad en la defensa de la emancipación; así como la confianza del líder en su propia acción transformadora y en potencialidades de las masas populares.

 

En el sistema capitalista: Los obreros deben mantenerse en colaboración constante para unir fuerzas, capacidades, habilidades, destrezas y conocimiento que les permitan alcanzar  las metas fijadas en la célula sindical.

En la escuela: Los aprendices deben mantenerse en colaboración constante para unir sus fuerzas, capacidades, habilidades, destrezas y conocimiento que les permitan alcanzar los fines educativos prefijados en la comunidad de aprendizaje.

 

La teoría dialógica es empleada de manera tradicional  por las comunidades comunales del estado de Oaxaca, y casi en todo el sursureste de la República Mexicana  debido a la profunda historicidad prehispánica en la que se fundaba el medio de producción Mesoamericano.  Así mismo se patentiza día con día en la sección 22, debido a que los lideres en todo momento pregonan “unidos y organizados venceros”, por lo que sólidamente creemos que la teoría dialógica puede ser empleada en cualquier célula social.

 

 

 

NOTA:

Su antagónica es la “Teoría antidialogica” empleada en todo momento por los capitalistas y sus esquiroles en turno.

 

FUENTE:

P. Freire. (1970). Pedagogía del oprimido. (Tr. Jorge Mellado). México. Siglo XXI

 

Posted via email from Normalistas-México

0 comentarios:

Publicar un comentario

¡¡¡Identificate!!!!
Sólo hay que hacerlo una vez y te servirá como identificación para muchos blog's, con open ID.
Registra tu actual cuenta de correo electrónico en google desde aca: http://www.google.com/accounts/

Compartir

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More