30 octubre, 2010

sobre las huelgas generales en Europa y las consideraciones anarquistas

---------- Mensaje reenviado ----------
De: praxedis guerrero


Camaradas,
 
acontinuación les anexo el link del sitio web del Comite de Resistencia Clasista, para que puedan checar las nuevas actualizaciones, con noticias de interés revolucionario y clasista, acerca de los últimos acontecimientos internacionales de la lucha de clases, entre los que destacan las huelgas generales de Europa y la represión burguesa a los trabaajdores de la Argentina... Además, a modo de reflexión, adjunto en la parte de abajo de este correo un texto del periódico "Solidaridad Proeltaria", prensa proletaria anarquista de Monterrey, en el que se abordan algunas consideraciones teoricas y políticas sobre las luchas de masa y el papel que los anarquistas deben jugar en ellas, muy de actualidad si consideramos las huelgas generales europeas (donde participan sindicatos)...
 
 
 
 

Argentina: Mariano Ferreyra, asesinado por la mafia sindical

La huelga del 29 de septiembre: un balance
 
Salud Camaradas!
 
 
 
 

¡Por un contenido de Clase en las herramientas de lucha de los trabajadores! 

(del Solidaridad Proletaria no. 1, de la segunda época, primavera-verano 2010)
 
En los últimos años en los que la clase explotadora se ha envuelto en una lucha entre sus filas por el control del Gobierno entre distintas facciones de la misma clase de ricos y políticos, este proceso, que nos han presentado a los trabajadores y al pueblo oprimido como una "avance democrático" tras la caída del Partido Revolucionario Institucional (PRI) hace ya 10 años,  no ha mostrado sino la bancarrota de las clases dominantes para garantizar el bienestar y la libertad de los trabajadores, que los revolucionarios anarquistas hemos denunciado desde hace años.
 
Acontecimientos como el homicidio industrial de Pasta de Conchos, Coahuila; la represión policiaco-militar en San Salvador Atenco y Oaxaca en 2006; y el reciente golpe en contra de los obreros del Sindicato Mexicano de Electricistas, entre toda la oleada reaccionaria de ataques burgueses que no terminariamos de relatar aqui, pone sobre la mesa de discución del conjunto de los trabajadores, la cuestión de la táctica que tenemos que seguir como clase para defendernos de los ataques propinados y pasar cuanto antes a la ofensiva contra nuestros irreconciliables enemigos capitalistas, para golpearlos fuerte y avanzar a nuestra victoria.
 
Sindicalismo y política revolucionaria
 
Para los anarquistas, es preciso tener en claro la naturaleza de las organizaciones de lucha para poder identificar y saber porqué y cuándo es una genuina herramienta de combate al servicio de los trabajadores, y en este sentido, nos proponemos explicar a nuestros compañeros de clase cuál es nuestra concepción sobre esta cuestión tan importante para los sectores explotados y oprimidos.
 
Para nosotros, lo importante no esta en el nombre que adopte una organización cualquiera, si no en el contenido que caracterice a la misma. En este sentido, poco importa si se llama Sindicato, Consejo, Asamblea o cualquier huero nombre con el que se quiera dar una identidad a dicho organismo.
 
Ahora bien, partiendo de este punto, la tarea de cualquier organización de masas genuinamente proletaria tiene la gran tarea de fomentar, sostener e impulsar la solidaridad militante y la lucha intransigente de los obreros contra la patronal y el Estado; mantener vivo el odio y la tensión entre las clases sociales, a la par de permitir el desarrollo y la elevación política y moral de sus miembros y hacer de cada pequeño conflicto una victoria para los trabajadores de determinado ramo, empresa o localidad sobre los explotadores .
 
De otra forma, se diluye el rol destructivo del principio clasista de los trabajdores en la colaboración de clases o la desmovilización. Se abandona el conflicto aleccionador por expresiones que son tod menos proletarias.
 
Esto solo puede explicarse por el dominio interno de agentes del enemigo (direcciones traidoras y reformistas, programas de lucha inadecuados), la destrucción o inmovilización de la vanguardia clasista, el aislamiento respecto al conjunto de la clase de un determinado espacio geografico, empresa o rama, y la temporal y falsa satisfacción de las demandas a cambio de la desmovilización de las bases (cuestión aparte que implica una discución entre los revolucionarios).
 
Ahora bien, en el contexto nacional en particular, debemos tomar en cuenta el papel de los Sindicatos, sus limites y sus aportaciones para saber cual es la política revolucionaria que debemos seguir los trabajadores para destruir la influencia burguesa en nuestras propias filas, que nos permita pasar a un estadio más elevado de organización en el mediano plazo.
 
Los Sindicatos, como todo organismo vivo o institución que nace bajo el Capitalismo, estan propensos a ser corrompidos y/o destruidos por la patronal y el Estado o ser utilizados por la Clase Obrera en su lucha contra los explotadores.
 
De la actividad revolucionaria, por nuestra parte, depende contra quién se incline esta arma; por esto, cualquier afirmación de parte nuestra respecto a que son los Sindicatos organismos sociales no sujetos a la dinamica de las clases y su permanente enfrentamiento, no puede sino ser una política suicida que descanza en la ignorancia de las cuestiones más básicas de la lucha revolucionaria.
 
Apoyados en un correcto analisis del momento actual, en el que la más grande de nuestras tareas es el reagrupamiento de los sectores más combativos, como lo exigen las lecciones heredadas de las dolorosas derrotas aisladas de los últimos años que señalamos arriba, los anarquistas defendemos la participación por parte de los revolucionarios en los Sindicatos o cualquier otra expresión organica de lucha clasista, defendiendo la Acción Directa, es decir, la acción colectiva de las bases obreras, como la táctica proletaria que permitirá desarrollar las capacidades de resitencia y ataque de los trabajadores, preparando a la clase para la toma del poder y destruir la sociedad burguesa.
 
En otras palabras, los anarquistas somos partidarios de la lucha directa entre los explotados y oprimidos con los patrones y el Gobierno, en donde la principal orientación de nuestra parte para resolver los conflictos sea la participacón directa de las masas, que mediante su propia acción y experiencia aromonicen la lucha política (destrucción de la sociedad burguesa) con la lucha económica (mejoras en las condiciones de vida) y se transformen en militantes revolucionarios de su propia liberación. Este el es el contenido de clase que defendemos los anarquistas en los Sindicatos y cualquier organismo de lucha.
 
 
Táctica proletaria y táctica anarquista
 
Hemos explicado cual es nuestra posición respecto los Sindicatos y cual es nuestra política en los mismos, sin embargo, creemos importante dejar bien en claro que nosotros, como partidarios de la Democracia Proletaria, no excluimos la participación de otras corrientes políticas obreras, de otras expresiones y organizaciones; por el contrario, creemos que dicha participación ayuda a desarrollar la conciencia política de los trabajadores y apuntala la unidad de los sectores oprimidos y explotados contra la alta burguesía y el Capital/Imperialismo, y esta no es una necesidad ni una consigna particular de los anarqusitas, esta es una consignas que nos imponen nuestras necesidad en la vida diaria y para con la Historia, esta es, una táctica proletaria que cualquier militante honesto e inteligente no debe cansarse de defender.
 
En este sentido, los anarquistas no compartimos el sectarismo pequeño-burgués ni sembramos la división entre nuestras filas, no estamos por "sindicatos anarquistas" sino por verdaderos organismos de unidad y militancia clasista, por un Organismo para la Toma del Poder por los Trabajadores y el Pueblo Oprimido; más estamos por desarrollar nuestra línea política anarquista entre los organismos en los que participemos.
 
Es esta la táctica anarquista, el desarrollo organico de nuestra línea política que nos permita formar una corriente ideológica ampliamente difundida primero, y una expresión política de masas después.
 
Mientras los anarquistas no luchemos por Organizar nuestra línea política en la vida social con expresiones vivas (Congresos frecuentes, periodicos con tiraje de masas, y una estructura de acción nacional, por decir lo menos), estaremos vagando por el terreno resvaladizo del pensamiento abstracto, los buenos deseos y la auto-complacencia anti-revolucionaria, pero bien lejos nuestras tareas históricas, en este sentido, hacemos un enérgico llamado a los compañeros de línea, a la juventud y los hombres y mujeres del pueblo oprimido a levantar bien alto la bandera internacionalista de la Clase Obrera y del Anarquismo Revolucionario, ¡Adelante! ¡Anarquismo es Lucha!

Posted via email from Normalistas-México

0 comentarios:

Publicar un comentario

¡¡¡Identificate!!!!
Sólo hay que hacerlo una vez y te servirá como identificación para muchos blog's, con open ID.
Registra tu actual cuenta de correo electrónico en google desde aca: http://www.google.com/accounts/

Compartir

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More