02 junio, 2010

Del sectarismo a la competencia electoral.

Del sectarismo a la competencia electoral.

Luis Hernández Montalvo.

El proceso electoral que se vive en el estado de Puebla, es un acontecimiento inédito; por primera vez en la historia democrática de nuestra entidad se registra una alianza política entre los partidos: Acción Nacional, de la Revolución Democrática, Convergencia y Nueva Alianza.



La “Alianza Compromiso por Puebla”, fue posible construirla, según mi modesta opinión, gracias a que los líderes de dichos partidos políticos se despojaron de sus prejuicios, pero fundamentalmente de sus dogmas ideológicos que los confrontaba de manera irreconciliable.

Desde el surgimiento del Partido Acción Nacional, en septiembre de 1939, sus fundadores tuvieron que soportar el estigmatismo de ser prácticamente una pandilla de traidores, herederos de los encomenderos de la colonia, los antihéroes de la Reforma y vende patrias que entregaron la soberanía de la República al imperio francés. Durante varias décadas, los militantes del PAN fueron la derecha satanizada, “los emisarios del pasado”, hágame usted él favor. Esta propaganda caló hondo, al grado que los propios panistas lo aceptaban.

Esos polvos pertenecen a otra realidad. El PAN en Puebla es una fuerza política con una influencia importante en estos momentos, de entrada, controla 52 presidencias municipales, cuenta con 8 diputados en la legislatura estatal; además, suma 165 regidores y síndicos, 4 senadores de la Republica y 2 diputados federales. Cada uno de los partidos son una fuerza con influencia en el estado, conjuntarlas es lo que posibilita el triunfo.

El PAN, lo mismo que los demás partidos agrupados en la “Alianza compromiso por Puebla”, les había caracterizado un arraigado sectarismo en su relación política entre sí, de hecho, este sectarismo no ha sido superado completamente, pero la experiencia electoral aliancista, hace previsible la construcción de una fuerza capaz de disputarle el poder al partido hegemónico en la entidad poblana, y si bien, estamos muy lejos de construir un poder popular de mayor calado, si posibilita una recomposición de fuerzas en la sociedad y en la clase política poblana, repito de manera competitiva y lo suficientemente inteligente para hacerle frente a los desafíos que dictan los candidatos del gobierno, y la red de complicidades de los organismos controlados por el corporativismo, cada vez menos efectivo en lo que se refiere al sufragio.

El sectarismo convenenciero de algunos personajes de “derecha e izquierda” como el que protagonizan los líderes de los Partidos del Trabajo (PT) y de la Revolución Democrática (PRD), confirma su inutilidad a la política y a la sociedad como instrumentos para crear preferencias electorales entre los ciudadanos, que permitan un cambio de la distribución de los intereses políticos. La candidatura del licenciado Rafael Moreno Valle, abre esa posibilidad, y en eso radica lo inédito del proceso electoral, cuando se crean nuevos actores y nuevas identidades reunidos en una alianza electoral.

Pero si los líderes de los partidos fueron formados en una cultura del sectarismo que aún no terminan por abandonar, entonces ¿Cómo explicar el hecho de que la “Alianza Compromiso por Puebla”, se haya transformado en unas cuantas semanas en una fuerza electoral altamente competitiva?

Supongo que esta nueva fuerza y simpatía por los candidatos aliancistas, no se construye a partir de un partido político. El Candidato al gobierno del estado, no es el tradicional militante panista, tampoco comulga con los dogmas de la izquierda poblana y mucho menos es un militante separado del Partido Revolucionario Institucional a última hora, no, su fuerza radica en otra parte, en lo que Enrique Dussel llama: “sujeto colectivo”: Por el contrario, el sujeto colectivo primero y último del poder, y por ello soberano y con autoridad propia o fundamental, es siempre la comunidad política, el pueblo. No hay ningún otro sujeto del poder que el indicado. ¡Ningún otro! E. Dussel ,20 tesis de política, SXXI, 2006.

Este sujeto del poder se localiza en cientos de ejidatarios despojados de sus tierras de cultivo para crear una ciudad artificial de progreso y riqueza a costa del hambre de millones de ciudadanos y electores. Están en las filas del PRI, en la voz de las mujeres que cuestionan la protección del abuso a menores. Una inconformidad creciente se levanta en las reuniones de promoción al voto a favor del PRI, sin que los organizadores intervengan a favor de su candidato. Esta es la otra realidad que le da competitividad a la oposición.

El sistema de partidos son una pieza clave en las reformas constitucionales, su vigencia radica, esencialmente en la educación de los individuos para que puedan ejercer su ciudadanía, para que puedan emitir su voto de manera consciente.

Esta realidad empieza a desesperar a los candidatos del gobierno actual, por eso se atreven a denunciar al candidato Rafael Moreno Valle, de un déficit en las finanzas estatales por 1,500 millones de pesos, al que llaman eufemísticamente “hoyo financiero”.

La denuncia no busca perseguir a los defraudadores de la economía común de los poblanos, no, tampoco piensan demandar al candidato en los tribunales para cancelar su registro, no, lo que buscan es el escándalo para revertir las preferencias electorales. ¿Por qué los candidatos Javier López Zavala y Mario Montero Serrano, aprobaron la cuenta pública del gobierno de Melquiades Morales Flores? ¿Por qué los diputados de la LV Legislatura del estado guardaron silencio cómplice en su momento?

Si hay que enjuiciar al candidato de la “Alianza Compromiso por Puebla”, por el llamado “hoyo financiero”, habría que hacerlo también con los hombres de Estado confabulados con los ilícitos que denuncian.

Repito, la denuncia no intenta moralizar la administración de los recursos económicos por los gobernantes, sino enviar un claro mensaje y una amenaza al Senador Melquiades Morales Flores y a la fuerza que representa, de que los compromisos y lealtades públicas se cumplen o se atienen a las consecuencias.

Las implicaciones políticas muy pronto se verán reflejadas en una nueva recomposición de fuerzas lo suficientemente influyentes para frenar los apetitos de venganza que se ven venir si gana el candidato del tricolor.

La denuncia es desafortunada, en la medida que involucra a personajes, a políticos y funcionarios, y también a Instituciones como los poderes del estado, a dependencias como la Sedecap y al Órgano de Fiscalización Superior del Poder Legislativo, a la Secretaría de Finanzas y Desarrollo Social, por haber encubierto las ilegales inversiones del entonces Secretario de Finanzas. Finalmente, el lodo ensucia más a quienes lo esparcen. Ellos no supieron hacer su trabajo en su momento, ahora resulta una confesión cargada de cinismo.

hernandez_luis21@yahoo.com.mx

0 comentarios:

Publicar un comentario

¡¡¡Identificate!!!!
Sólo hay que hacerlo una vez y te servirá como identificación para muchos blog's, con open ID.
Registra tu actual cuenta de correo electrónico en google desde aca: http://www.google.com/accounts/

Compartir

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More