15 mayo, 2010

Las Escuelas Normales ¿A debate?

---------- Mensaje reenviado ----------
De: LUIS HERNANDEZ MONTALVO


Las Escuelas Normales ¿A debate?
Luis Hernández Montalvo.
En días pasados, un grupo de sesenta y ocho  docentes, coordinadores de Colegio, Jefes de Área y de Unidad, integrantes de Cuerpos Académicos y representantes sindicales de la Benemérita Escuela Nacional de Maestros, hicieron pública una carta dirigida a la Maestra Marcela Santillán Nieto, Directora General de Educación Superior para Profesionales de la Educación (DGESPE), en la que plantean una serie de cuestionamientos, ante la inminente implantación de una nueva reforma curricular en las Escuelas Normales.
El texto de referencia busca aglutinar un nuevo movimiento docente, bajo la reivindicación de recuperar su derecho a participar en el debate y discusiones de la Reforma Curricular de las Escuelas Normales contenidos en los documentos “Modelo integral para la Formación Profesional y el Desarrollo de Competencias del Maestro de Educación Básica” (MI) y “Modelo Curricular para la Formación Profesional de los Maestros de Educación Básica” (MC).
La misiva  de los profesores normalistas del Distrito Federal se registra en un momento en que se ha iniciado con mucha anticipación la implantación del modelo curricular basado en competencias, tanto en la Educación Básica como en el sub sistema de Educación Media Superior.



 La carta llama a “la comunidad normalista”, y no estoy muy seguro de que los profesores normalistas, constituyan una comunidad de intereses y de reivindicaciones concretas; incluso, mi duda se extiende a las Escuelas Normales, que tienen una vida inercial, de aislamiento de la sociedad, del conjunto de los profesores de Educación Básica y sobre todo, del debate pedagógico, que por otra parte no existe. Las Escuelas Normales no son una “comunidad” y mucho menos responden a determinantes de colectividad o de colegialidad.
En  la reacción del grupo de profesores normalistas, no veo una actitud  autocrítica, que inserte a los trabajadores de las Escuelas Normales en el debate necesario para la transformación del modelo de formación docente imperante y mantienen una visión idílica de estas venerables instituciones, sobre todo, cuando afirman:
 Que las Escuelas Normales han representado, y siguen representando, un bastión histórico de la educación en nuestro país, en la formación de los maestros que coadyuvan a construir una nueva ciudadanía y, fundamentalmente, en la defensa de una de las conquistas más valiosas de la lucha del pueblo mexicano: la educación pública, gratuita y laica”.
Independientemente del imaginario de los profesores normalistas, es justo su reclamo y muy pertinente ante el desplazamiento de los profesores de todos los niveles, principalmente los de Educación Básica y Media Superior, por influir en las reformas que tienen relación con su materia de trabajo. Esa ha sido la historia de prácticamente todo el siglo XX. Los modelos pedagógicos impuestos hasta ahora, han respondido a las modas sexenales, pero fundamentalmente, a las políticas que dictan los organismos internacionales como el Banco Mundial. Dicen los profesores de la Nacional de Maestros:
 “Que el proceso curricular desarrollado, hasta ahora, por la DGESPE se ha caracterizado por la falta de transparencia, la desorganización, el ocultamiento de información y, por ende, la elitización de los participantes en el análisis, discusión y definición de los temas curriculares. Prueba de ello es que el Modelo Curricular se mantuvo en secrecía bajo la leyenda “Documento interno no publicable”, permitiéndose su conocimiento sólo a autoridades y, recientemente, a algunos maestros, en calidad de “notables”, al margen de las comunidades académicas de las Escuelas Normales”.
Los profesores normalistas de la Nacional de Maestros, realizan un recuento de lo que ocurre con el modelo pedagógico basado en “competencias” en Educación Básica y cuestionan su traslado a las Escuelas Normales como parte de la formación docente. Sobre este aspecto, sería importante saber qué alternativas se pueden construir, para que los futuros profesores, que trabajarán en Educación Básica, puedan enfrentar los retos que les impondrá su trabajo futuro, dicho de otra manera, para que escuela estamos formando a los futuros licenciados en educación, lo que no pueden hacer, es oponerse, la resistencia debe abarcar a todos los normalistas y debe extenderse a todo el magisterio. Estas son las reflexiones escritas en la carta:
“Que, no obstante las agudas críticas de los expertos educativos, las condiciones impuestas a la educación  básica, desde los imperativos de organismos internacionales, pretenden ser trasladadas, de manera mecánica y acrítica, a la formación docente, sin considerar los efectos negativos que está produciéndose en generaciones de niños. La empecinada imposición del modelo basado en competencias en la educación básica ha derivado, en la práctica, en el retorno silencioso del neo conductismo, A esto hay que agregar una Reforma Integral (RIEB) altamente cuestionada, libros de texto gratuitos plagados de errores, y el énfasis puesto en la evaluación, por la evaluación misma, sin sentido formativo, (Prueba ENLACE, ensayos Pre ENLACE y Pre-pre ENLACE, lectura mecánica de velocidad, etc.). Lo cierto es que, aun reconociendo que “los modelos curriculares basados en competencias son tan diversos y confusos, que dan cuenta de una gran variedad de significados” (MI, p.35), la DGESPE ha decidido imponer en la formación docente, el modelo basado en competencias, sin generar en los docentes el estudio y análisis profundos sobre la pertinencia teórica del modelo”.
 
Los normalistas están demandando su participación y merecen una respuesta por parte de los funcionarios de la DGESPE. Si no hay reacciones de la llamada “comunidad normalista”, estaremos de acuerdo en que las Escuelas Normales, son irreformable y estaremos dando la razón a la Presidenta del CEN del SNTE de clausurarlas y reinventarlas en los 5 Centros Regionales de Excelencia Académica. Las demandas de los normalistas se pueden resumir en el siguiente párrafo.
 
La reestructuración de la ruta que la DGESPE promueve para la definición curricular; es necesario diseñar, en conjunción con representantes directos de las Escuelas Normales,  un proceso que inicie con jornadas de estudio, análisis y debate sobre el sentido y orientación sociales de la educación, de la formación docente y de las Escuelas Normales, así como de cada uno de los fundamentos teóricos y las premisas de organización y estructura curriculares, propuestos en el Modelo Curricular y el Modelo Integral. Asimismo, demandamos el compromiso de DGESPE de garantizar un proceso transparente, integral, ampliamente participativo e interactivo, que genere procesos, y que respete consensos. Ello implica, concomitantemente, la responsabilidad de la DGESPE de brindar los recursos y apoyos necesarios para que el proceso cubra, con calidad, las acciones pertinentes, y alcance los propósitos y metas inherentes al mismo”.
 
La incertidumbre sobre el futuro de las Escuelas Normales, después de que en mayo de 2008, la Presidenta del CEN del SNTE demandara al Presidente de la República el cierre de las normales publicas en México, los normalistas demandan de manera ingenua un pronunciamiento de la DGESPE.
 
 Recordemos que posteriormente a lo declarado por la maestra Elba Esther Gordillo, el SNTE publicó una declaración de fidelidad y reconocimiento por las Escuelas Normales, lo que no les ha impedido avanzar en sus propósitos reales, los de transformar a las Escuelas Normales en Centros Regionales, en 2009, en el marco de la respuesta salarial, la SEP entrego al Sindicato la cantidad de 150 millones de pesos para iniciar el proyecto y una cantidad superior se destinará en él 2010, este es el planteamiento demandado por los profesores firmantes:
 Un pronunciamiento oficial de la DGESPE, reconociendo el papel histórico que seguirán jugando las Escuelas Normales en la formación de profesionales de la educación preescolar, primaria y secundaria, con el consiguiente compromiso de acrecentar los apoyos presupuestales para este sector y garantizar una educación gratuita de calidad”.
El autor es Profesor del Bachillerato General Matutino del Benemérito Instituto Normal del Estado de Puebla.
 

0 comentarios:

Publicar un comentario

¡¡¡Identificate!!!!
Sólo hay que hacerlo una vez y te servirá como identificación para muchos blog's, con open ID.
Registra tu actual cuenta de correo electrónico en google desde aca: http://www.google.com/accounts/

Compartir

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More