10 abril, 2010

La Escuela y las Paradojas del Entorno

La Escuela y las Paradojas del Entorno  
Luis Hernández Montalvo 

Conforme trascurren los primeros años del Siglo Veintiuno Mexicano, los niños y jóvenes enfrentan las contradicciones que se producen en todos los ámbitos de la sociedad.

La escuela como institución formadora de las nuevas generaciones de ciudadanos se desvanece y se colapsa y los propósitos encomendados a los profesores de fomentar la curiosidad, el riesgo intelectual, el placer por mejorar y aprender, el sentido del esfuerzo, el espíritu crítico y la creatividad, no pasan de ser un referente del romanticismo escolar del Siglo Diecinueve y de principios del Siglo Veinte.

Los contenidos que difunde la escuela no propician las condiciones óptimas para el aprendizaje del conocimiento escolar y el mundo que les rodea.


La escuela como un referente de progreso de los pueblos pierde sentido cuando en el país se estima que por lo menos el diez por ciento de la población se dedica a actividades ilícitas como el narcotráfico, para quienes leemos el periódico y escuchamos las noticias por el radio, nos enteramos del tráfico de influencias entre el poder público y la delincuencia.

Las sospechas de infiltración a funcionarios públicos deja al descubierto las complicidades de jueces y policías. En Monterrey son despedidos decenas de policías por su relación con el crimen organizado, se les deja en libertad y no son procesados por los delitos que justifican su despido laboral.

Acercarse al canal del Congreso de la Unión es muy aleccionador de cómo este país evoluciona a una sociedad de cínicos. Mientras diputados y senadores incorporan a la Constitución de la República los avances que en materia de derechos humanos se producen en el mundo civilizado, a varios kilómetros de las burbujas parlamentarias, los soldados asesinan a niños y jóvenes inocentes, y la intervención de los diputados y senadores es ignorada por la Procuraduría General de la República, que mantiene en la cárcel a mujeres indígenas purgando sentencias injustas y resulta emblemático el caso de los presos de Atenco, castigados más de cien años en prisión, en tanto los delincuentes abandonan las cárceles con la complicidad de los custodios y de todo el sistema de justicia.

Sin el menor recato los representantes del pueblo trafican sus votos al mejor postor, dejando de lado principios y lealtades arropados por un discurso inteligente y a la vez cínico, lo mismo ocurre con la izquierda comunista que con la derecha católica, los diputados del viejo partido de Estado, no tienen empacho de reconocer en la tribuna, su complicidad para imponer al Presidente de la República en funciones.

Los partidos políticos han dejado de ser entidades de interés público, para convertirse en sectas de intereses familiares y de facción, son grupos cerrados en donde difícilmente se ventilan los problemas de la nación. La democracia bajo el lema de “Sufragio Efectivo, no Reelección”, resulta, un siglo después de haber sido enarbolada por Francisco I. Madero, un obstáculo para perpetuar los intereses de viejos cacicazgos regionales y mientras los miembros del Congreso debaten una nueva reforma política, los gobernadores de los estados deciden el rumbo de las elecciones locales.

En la Revista Educación de España leo lo siguiente: “… en el proceso educativo de los más jóvenes, cuya manera de enfrentarse a las contradicciones puede llevarles al cinismo (a entender rápidamente que lo importante es lo que se hace, no lo que se dice, con lo que se convencen de que a la larga les dejarán en paz porque todo mundo hace lo contrario de lo que predica) http://www.revistaeducacion.mec.es

Y hablando de prédicas, los ministros de la iglesia católica han dejado de ser ejemplo de vida cristiana, se amparan en los hábitos de la impunidad y hacen alarde de gozar de fuero para cometer toda clase de delitos, señaladamente el de abuso sexual de niños y jóvenes, y llaman al perdón y a la oración como forma de espiar sus crímenes contrarios al evangelio.

¿Cómo podrán los profesores mexicanos abordar esta realidad preñada de obstáculos? ¿Cómo acompañar a nuestros alumnos en su formación para un mundo que solo les ofrece desempleo y la explotación laboral para los que tienen la suerte de encontrar un empleo?

La sangre de compatriotas riega las estériles tierras del desierto del país vecino, en medio de odios raciales y muros de vergüenza. La violencia amenazante es el tema de las televisoras, convertidas en fiscales morbosos en donde procuradores y jueces exhiben su novatez e incompetencia en la procuración de justicia.


El Autor es profesor del Bachillerato General Matutino del Benemérito Instituto Normal del Estado de Puebla.

hernandez_luis21@yahoo.com.mx

0 comentarios:

Publicar un comentario

¡¡¡Identificate!!!!
Sólo hay que hacerlo una vez y te servirá como identificación para muchos blog's, con open ID.
Registra tu actual cuenta de correo electrónico en google desde aca: http://www.google.com/accounts/

Compartir

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More