14 febrero, 2010

CIUDAD JUAREZ E IRAN

---------- Mensaje reenviado ----------


FAMILIARES DE VICTIMAS EXIGEN A CALDERÓN ¡TE DISCULPAS Y RENUNCIAS!ABUCHEOS Y GRITOS DE ¡A-SE-SI-NO, A-SE-SI-NO!
·       REPRIMEN POLICÍAS PROTESTA POR LA VISITA DE CALDERÓN A JUÁREZ
·       INVITADOS A REUNIÓN CON EL PRESIDENTE, RETENIDOS MÁS DE HORA Y MEDIA
·       ESTUDIANTE ENCARA A MILITARES: SON UNOS CORRUPTOS, INÚTILES Y BUENOS PARA NADA. ¡VÁYANSE DE LA CIUDAD!


Periódico La Jornada. México, D. F. Viernes 12 de febrero de 2010, página 6
Corresponsal: Rubén Villalpando






Ciudad Juárez, Chihuahua, 11 de febrero. Siete mil soldados y 2 mil elementos de la Policía Federal se movilizaron para recibir hoy al presidente Felipe Calderón, quien no visitó la colonia Villas de Salvárcar, donde el 31 de enero fueron asesinados 15 estudiantes.
Numerosos manifestantes rechazaron la visita. En desplegados de prensa, empresarios, políticos y organizaciones no gubernamentales demandaron al titular del Ejecutivo reconocer la derrota del operativo militar.
Por si deseaba visitar el lugar de la masacre, los familiares de las víctimas colocaron en las calles pancartas que decían: Te disculpas y renuncias.
Protestas, pancartas, abucheos, gritos de ¡A-se-si-no, a-se-si-no, el sobrevuelo constante de helicóptero con francotiradores y el despliegue de policías y militares en tierra fueron el telón de fondo de la anunciada visita.
La inconformidad apareció en las principales planas de la prensa local, pero también frente al centro de convenciones Cibeles –donde se realizó la ceremonia oficial por la visita–, de donde fueron desalojados más de 100 activistas del Frente Nacional Contra la Represión (FNCR).
En medio del jaloneo entre activistas y policías, cuando ya se desarrollaba el acto oficial, el secretario de Gobernación, Fernando Gómez Mont, se hizo presente en la banqueta para tratar de dialogar con los manifestantes.
COSCORRÓN A FERNANDO GÓMEZ MONT, SECRETARIO DE GOBERNACIÓN
Como le gritaban ¡A-se-si-no!, a-se-si-no, él respondía, también casi a gritos, que tenía las manos limpias. En la confusión, fue golpeado en la parte posterior de la cabeza, a lo que, molesto, el funcionario cuestionó: ¿Qué tipo de diálogo es éste?, y retornó al salón del acto.
Estudiantes, vecinos de Villas de Salvárcar y amigos de los estudiantes masacrados se habían reunido en las avenidas Tomás Fernández e Industrias, a 300 metros del salón de convenciones donde se daría una de las reuniones, y decidieron bloquear el crucero. Unos 150 elementos de los grupos antimotines municipales –que controlan militares desde hace dos años– y de la Policía Federal los desalojaron con escudos y toletes, y a jalones cuando los manifestantes se recostaron en el piso.
Los inconformes fueron empujados hasta el estacionamiento de un negocio de comida rápida, donde varios permanecieron retenidos hasta que el Presidente se retiró. Algunos pudieron reagruparse y gritar consignas desde el otro lado de una barrera de policías y vallas metálicas.
Al darse cuenta de que los miembros del FNCR estaban detenidos y cercados, el diputado local perredista Víctor Quintana Silveyra y las activistas Cipriana Jurado y Marilú Andrade salieron del salón del encuentro para mediar, y también fueron retenidos, pese a que tenían invitación y gafete para participar en el encuentro con Calderón.
Estuvieron incomunicados por más de hora y media, hasta que Laura Carrera, comisionada Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia Contra las Mujeres y promotora del acto con el Presidente, intervino para que les permitieran salir.
Luis Felipe Bravo Mena, secretario particular de Calderón, anunció el miércoles por la noche que éste visitaría Villas de Salvárcar, para reunirse con los deudos, pero a las ocho de la mañana de este jueves, familiares, jóvenes vecinos, estudiantes y miembros de organizaciones no gubernamentales iniciaron una protesta en ese lugar.
Algunos dolientes rechazaron reunirse con el Presidente, entre ellos Luz María Dávila –madre de los hermanos Marcos y José Luis Piña Dávila, víctimas de la masacre–, quien dijo, junto a hermanas y familiares de otras víctimas que Calderón debía ofrecer disculpas de manera pública, como se hizo la calumnia, no en privado.
Por la mañana, cientos de alumnos del Tecnológico de Ciudad Juárez realizaron una movilización por la paz y esperanza, en las instalaciones del mismo.
Lanzaron globos color blanco representando la exigencia de justicia. Aplaudieron durante dos minutos en memoria de los estudiantes que han perdido la vida en esta ola de violencia. En la calle, frente a la institución, hicieron una valla y cerraron el paso a un convoy del Ejército. Una de las estudiantes encaró a un militar y le gritó: Son unos corruptos, inútiles y buenos para nada. Váyanse de la ciudad.
En la prensa local, el juarense Manuel Espino Barrientos, ex presidente nacional panista, publicó un desplegado donde le dice al mandatario que celebra que haya escuchado las voces que le pedían venir a Juárez y reconozca que no basta con la acción militar.
También los periodistas se hicieron presentes: “La mañana del 13 de noviembre de 2008, nuestro compañero y amigo José Armando Rodríguez El Choco fue asesinado... hoy, señor Presidente, le exigimos que cumpla con su palabra (empeñada desde el 26 de enero de 2009 en Los Pinos) de llevar la investigación del homicidio hasta sus últimas consecuencias”.
JUÁREZ SE NOS MUERE DE TRISTEZA
Tere Almada
Escribo estas líneas en la madrugada, en medio de una noche de insomnio, la cual he pasado llorando y reflexionando, al igual que las anteriores, después de la masacre de las 28 personas, la noche del sábado pasado en la Colonia Villas de Salvárcar, la mayoría jóvenes estudiantes, varios de los cuales todavía se debaten entre la vida y la muerte.
Ayer un día dedicado a actividades de la emergencia en que nos encontramos me dejó con muchos sentimientos y sucesos que procesar: por la mañana un grupo de organizaciones y académicos intentábamos dar cuenta a funcionarios de la SEDESOL de la tragedia que vivimos, con la presencia de Clara Jusidman, solidaria incansable de la causa de Juárez. Después de allí, la misa y un acto cargado de dolor y solidaridad, con los cuerpos de 3 de los jóvenes asesinados en el CBTIS 128, donde apoyamos el desarrollo del Programa ConstruyeT, por lo tanto, un lugar familiar, con cuyos directivos, docentes y jóvenes hemos venido compartiendo reflexiones, preocupaciones y búsquedas en el último tiempo.
Por la mañana, se vertían datos e historias para intentar dar cuenta de la magnitud de la tragedia. Las dos vertientes que destacan: la crisis económica, con sus secuelas de pobreza y la inseguridad y el horror cotidiano, ambas retroalimentándose y produciendo estragos en la vida de las y los juarenses.
Juárez se nos cae a pedazos. Algunos de los datos, según estudios recientes del IMIP y COLEF eran: 116,000 viviendas vacías (la cuarta parte de las de la ciudad), se calcula que (entre 2008 y 2009) alrededor de 100,000 juarenses se han ido a vivir a El Paso, Tx. (principalmente los de mayores ingresos económicos), muchos otros han regresado a sus lugares de origen o se han ido a otras ciudades de México. Sólo en la Industria Maquiladora se han perdido más de 80,000 empleos en estos dos años, producto de la recesión estadounidense; de las que quedan, el 20% se encuentra en “paro técnico”, es decir, con contratos firmados con los trabajadores para solo trabajar 3 días o descansar periodos de varias semanas sin pago; 10,000 pequeñas y medianas empresas han cerrado, producto de la extorsión y las amenazas; más de 600,000 juarenses están hoy en situación de pobreza. Se señalaba que para el Censo de 2010, por primera vez en la historia de Ciudad Juárez, tradicional receptora de migrantes, se espera un decrecimiento significativo de la población. La ciudad que llegó a ser mostrada al mundo como el modelo de pleno empleo (precario, por supuesto) y que tuvo un crecimiento que duplicaba o triplicaba la media nacional durante décadas hoy se encuentra en la peor crisis de su historia, donde su viabilidad está en duda. Se hablaba de la cancelación del espacio público, de alrededor de 7000 huérfanos y de las viudas de esta guerra, de la soledad con que se vive el horror, de la destrucción de las familias, de las úlceras en niños pequeños y personas que han sido atendidas con inflamación cerebral, producto del estrés extremo, pero sobre todo se hablaba del miedo, un sentimiento permanente en la población juarense.
Por la tarde los maestros (a esos que los medios en su afán sensacionalista tacharon de “insensibles”) organizaban un emotivo acto en la escuela en honor de Brenda, Rodrigo y Juan Carlos. Ella, promotora incansable de la ecología, una joven a quien, decía la Maestra Montaño, recordaremos sembrando flores en nuestra escuela. El entrenador del equipo de futbol americano describía a Rodrigo y Juan Carlos como de los mejores atletas que había tenido la escuela. Jóvenes, vestidos con el uniforme del equipo, lloraban a los lados de los cuerpos, echando porras y brindando aplausos y cargaron los féretros por todo el campo de la escuela. La maestra Norma, directora y el Inge Carlos, subdirector, con gran tacto y delicadeza, daban el pésame a las familias, hablando de que siempre iban a estar en la memoria de la escuela. Emilio, el coordinador de deportes del plantel, les entregaba las camisetas, cuyos números serán retirados del equipo y dos balones, con las firmas de todos los jugadores a los padres de los jóvenes, que emocionados agradecieron tanto amor y muestras de solidaridad. Al final, todos llorábamos y nos abrazábamos.
Llevamos dos años con miles de soldados y policías en la calle, soportando retenes y abusos y la pregunta que nos hacemos muchos es ¿a quien combaten?, porque hasta ahora no los hemos visto en ninguna acción contra narcotraficantes y como decía alguien: se han vuelto especialistas en la escena del crimen, a la que procuran llegar un buen rato después, para asegurarse que los asesinos se han ido.
A ratos no sé que nos duele más a los juarenses: si la muerte, que se ha vuelto una realidad cotidiana, la indiferencia hacia el dolor de las víctimas y sus familias (como el caso de la niña que fue atropellada por una camioneta del ejército, perdió una pierna y ahora el hospital quiere quitarle la casa a la familia, porque debe cien mil pesos; el padre desesperado dice que en la SEDENA no le quieren pagar y ya los soldados ni lo dejan entrar); el discurso de las autoridades, que siempre afirman que los asesinados eran narcotraficantes, lo que lastima doblemente a las familias; los espectaculares por toda la ciudad: “Policía municipal lista”, “Subprocuradurí a de Justicia: metas ¡rebasadas!”, “El Ejército y la Policía Federal vienen a salvar a Ciudad Juárez”; el cinismo y la trivialidad de los funcionarios y la clase política de los tres niveles de gobierno, como si nada hubiera pasado o la manera como los funcionarios federales con los que hemos intentado generar interlocución distintos sectores de la sociedad para buscar una salida nos ven y nos tratan a los juarenses, con una actitud cargada de indiferencia y descalificación, sin asumirse como hombres de Estado, como si la responsabilidad del país no estuviera en sus manos. Las precampañas ya se encuentran en marcha y pronto las campañas, con los mismos de siempre, como si nada hubiera pasado. El Director de Seguridad Pública Estatal acaba de renunciar, pero no por vergüenza ante los miles de asesinatos, sino ¡Para buscar la Presidencia Municipal de Ciudad Juárez!
Dentro del dolor, encontramos también muchas acciones de solidaridad entre los jóvenes, en las comunidades, en las organizaciones de la sociedad civil, en la ciudadanía, llenas de significado, que sería importante recoger y narrar al mundo, pero la profundidad de la crisis tiene un tiempo reversible: hay hambre, hay muerte, hay dolor, el imaginario colectivo se desvanece; ayer narraba una maestra que un grupo de jóvenes de bachillerato le comentaba con preocupación: “¿qué va a pasar con las niñas y niños, al menos nosotros pudimos tener una infancia, aunque ahora no podamos salir a divertirnos, pero ellos que sólo han vivido esto?”. En mayo pasado, cuando asesinaron a su padre, mi hijo me lanzó la pregunta “¿Mamá y no nos vamos a ir a otra ciudad?” Yo le contesté que era importante quedarnos para luchar por que las cosas cambiaran en nuestra ciudad. Hoy siento que el tiempo y las fuerzas se nos agotan y Ciudad Juárez se nos muere de tristeza.
IMPOPULARIDAD DEL CAPITALISMO SALVAJE = ALDEA GLOBAL O NEOLIBERALISMO
RECHAZADO POR EL 74 % DE LA POBLACIÓN EN LOS CINCO CONTINENTES
Por Eduardo Ibarra Aguirre
Durante las fanfarrias por el 20 aniversario de la caída del muro de Berlín se ocultó con bastante éxito que el mundo socioeconómico que emergió tras la derrota del socialismo realmente existente en Europa central y oriental, es bastante impopular. Me refiero al modelo del capitalismo salvaje, mejor conocido por la aldea global como neoliberalismo, no al mundo prometido por los elites dominantes  bajo la hegemonía de Estados Unidos y las 200 trasnacionales líderes, teorizado por sus intelectuales orgánicos y edulcorado por unos medios de comunicación masiva tan eficaces que lograron sobreponer con creces la “fiesta de la libertad” a la cruda realidad existente.
Resulta que la BBC de Londres, Inglaterra, encargó una encuesta a la investigadora internacional de opinión GlobeScan, la que evidenció documentadamente --en noviembre de 2009-- que el capitalismo salvaje tiene un rechazo universal de 74 por ciento en promedio en los cinco continentes. El dogma del libre mercado tal como existe ahora, solamente obtuvo 11 por ciento de aceptación, con Estados Unidos (25 por ciento) y Pakistán (21 por ciento) en la vanguardia que más bien es retaguardia.
La encuesta fue aplicada a 29 mil 33 personas de 27 países y los resultados fueron ocultados, por lo menos en América Latina, para no empañar el estridente festejo, organizado justamente por los vencedores de la Guerra fría realmente existente contra países pequeños y subdesarrollados, sólo que  ahora con los marbetes ideológicos de terrorismo y narcoterrorismo, aplicados al gusto y necesidad de un imperio que se distingue por poseer el mercado más gigantesco y rentable en consumo de enervantes en la historia de la humanidad.
Precisamente los gobernantes de ese país de adictos –como uno más de los mecanismos de dominación por la vía de la alienación del ciudadano-- estigmatizan olímpicamente a los gobiernos de los países que no se subordinan a los cada día más impugnados planes geoestratégicos y geopolíticos de la casa Blanca, el Capitolio y el poderosísimo e influyente complejo militar-industrial.  
El estudio demoscópico fue realizado por GlobeScan y el Programa de Actitudes Políticas Internacionales de la Universidad de Maryland e interrogaron cara a cara o por vía telefónica --entre el 19 de junio y el 13 de octubre de 2009-- a los encuestados en Alemania, Australia, Brasil, Canadá, Chile, Costa Rica, Egipto, España, Estados Unidos, Filipinas, Francia, India, Indonesia, Italia, Japón, Kenia, México, Nigeria, Pakistán, Panamá, República Checa, República Popular China, Polonia, Reino Unido, Rusia, Turquía y Ucrania. El margen de error oscila entre +/- 2.2 y 3.5 por ciento por país. Utopía tuvo acceso a la encuesta gracias al periodista chileno Ernesto Carmona, colaborador de Argenpress y al tabasqueño de Comalcalco Antonio del Campo Gordillo.
Si 91 por ciento de los chilenos desea que su gobierno asuma un rol más activo en redistribuir más uniformemente la riqueza, México tiene la mayoría más grande de la encuesta, con 92 por ciento, que reclama a su gobierno hacer más para distribuir con uniformidad la riqueza. También posee la mayoría mundial, 38 por ciento, que cree que el capitalismo salvaje –de compadres-- no tiene remedio en México, que está fatalmente dañado como sistema, seguido por los franceses. El 61 por ciento de los aztecas dijo que el gobierno debe hacer mejor su trabajo de control de industrias importantes y regulación de los grandes negocios.
Por lo que se observa, Felipe de Jesús Calderón Hinojosa gobierna en sentido opuesto a la soberanía popular, a la voluntad de los gobernados.
Acuse de recibo
 “Muy oportunas y justas tus palabras (22-I-10) sobre doña Teresa Pomar a quien conocí y admiré cuando ambos colaborábamos en Prestaciones Sociales del IMSS, sin saber que luego sería buen amigo de su hijo Leonardo Ramírez Pomar, con quien trabajé estrechamente en la UNAM y después en Comunicación Social de la Cámara de Diputados. Mientras viva recordaré a la gran promotora cultural”, asegura el colega Héctor Murillo Cruz…
El Frente Nacional de Resistencia contra las Altas Tarifas de la Energía Eléctrica, exige “¡Libertad inmediata e incondicional a los pres@s políticos de Campeche!”: Sara López González, Joaquín Aguilar y Guadalupe Borjas. Denuncia que la Comisión Federal de Electricidad –“Empresa de clase mundial”-- y la Procuraduría General de la República “criminalizan las acciones de resistencia civil pacífica”…
El día 23 se cumplió un cuarto de siglo del fallecimiento de Julio Rosovski (Ramírez y/o Gómez). De Ucrania al comunismo mexicano se llama la antología que puede usted consultar e imprimir gratuitamente en 
forum@forumenlinea.com Esta dirección de correo electrónico está protegida contra robots de spam. Necesitas activar JavaScript para poder verla           www.forumenlinea.com

0 comentarios:

Publicar un comentario

¡¡¡Identificate!!!!
Sólo hay que hacerlo una vez y te servirá como identificación para muchos blog's, con open ID.
Registra tu actual cuenta de correo electrónico en google desde aca: http://www.google.com/accounts/

Compartir

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More