16 marzo, 2009

Becar a hijos de militares, ardid de Calderón para beneficiar escuelas privadas: expertos

Esos jóvenes recibirían financiamiento hasta por $130 mil anuales; el Pronabes da 12 mil

Becar a hijos de militares, ardid de Calderón para beneficiar escuelas privadas: expertos

La ley prohíbe la transferencia de recursos públicos a instituciones de enseñanza particulares, señalan

Emir Olivares Alonso

Los recursos que el gobierno de Felipe Calderón pretende destinar al nuevo programa de apoyos económicos para que los hijos de militares cursen bachillerato o licenciatura representarían hasta 60 por ciento del presupuesto federal asignado al Programa Nacional de Becas para Estudios Superiores (Pronabes), y sólo beneficiarían a poco más de 37 mil estudiantes, es decir, 14 por ciento de los 267 mil respaldados por el Pronabes en 2008.

Diversos análisis académicos revelan además que el programa anunciado por Calderón es un nuevo mecanismo de transferencia de recursos públicos a instituciones de educación privadas, lo cual está prohibido por ley.

El reporte refiere que con esta medida, el titular del Ejecutivo federal pretende dar un paso adelante en el establecimiento de un mecanismo de financiamiento para la enseñanza particular en el país.

Agrega que con la creación de este programa –comenzará a funcionar para el ciclo escolar 2009-2010, según informaron diversas fuentes gubernamentales–, el mandatario soslayó que en la Cámara de Diputados está congelada una propuesta panista de establecer un bono educativo para hacer llegar presupuesto federal a escuelas privadas. El Ejecutivo decidió unilateralmente sobre este asunto tan polémico, en cuya resolución estaba involucrado otro de los poderes de la Federación (el Legislativo).

El pasado 19 de febrero, en el contexto del Día del Ejército, Calderón anunció que su gobierno cubriría totalmente las colegiaturas para educación media superior o superior a los hijos de todos los militares que estén en edad de cursar esos niveles, ya sea en instituciones públicas o privadas. Posteriormente, fuentes gubernamentales revelaron a este diario que el gobierno pagaría 50 por ciento y el resto cada casa de estudios.

El reporte académico –hecho con cifras oficiales– refiere que el número de militares en el país (249 mil 245) representa 93 por ciento de los beneficiarios del Pronabes en 2008, por lo que suponiendo que de ese total, 5 por ciento de los soldados pudieran tener un hijo en edad de cursar bachillerato o licenciatura, los beneficiarios del nuevo programa de becas ascenderían a 12 mil 462 jóvenes.

Si sólo 30 por ciento de éstos decidiera cursar sus estudios de ambos niveles en una institución particular –destaca el análisis–, el gobierno federal tendría que pagar las colegiaturas de 3 mil 739 estudiantes.


Foto
Estudiantes de la Escuela de Ingenieros de la Armada de MéxicoFoto Cristina Rodríguez

Si de éstos la mitad se inscribe en bachillerato y la otra mitad en licenciatura en una de las instituciones privadas de más prestigio, como el Tecnológico de Monterrey –cuya colegiatura anual para nivel medio superior es de más de 84 mil pesos y en superior de casi 130 mil–, el volumen de recursos públicos requerido para cubrirlas ascendería a cerca de 399 millones 552 mil pesos, cifra que representa 20 por ciento de los recursos totales destinados al Pronabes en 2008, sin contar a los 8 mil 724 estudiantes restantes.

El análisis agrega que si 10 por ciento del total de militares tiene hijos en edad de cursar estos niveles (24 mil 925), la Federación destinaría para sus colegiaturas en escuelas particulares –también tomando como base al Tec de Monterrey– 779 millones 104 mil pesos, y si fuera el 15 por ciento, es decir, 37 mil 387 beneficiarios, el gasto del gobierno se elevaría a mil 198 millones 656 mil pesos.

Estas cifras representarían 40 y 60 por ciento, respectivamente, del presupuesto total del Pronabes en 2008, que ascendió a poco más de 2 mil millones de pesos. Además –agrega–, las cifras oscilarían, ya que universidades como la Iberoamericana, Anáhuac, La Salle o del Valle de México mantienen colegiaturas anuales de entre 60 mil y 84 mil pesos en bachillerato y 60 mil y 130 mil en licenciatura.

Con el nuevo programa de becas se beneficiaría a mucho menos jóvenes con cantidades similares a las del Pronabes –refiere el reporte–, lo que resulta desigual, pues mientras cada hijo de militar que quiera estudiar en nivel superior y medio superior en escuelas particulares recibiría grandes sumas anuales, a los del Pronabes –todos en universidades y bachilleratos públicos– les dan mensualmente 750 pesos en el primer año de estudios, 830 en el segundo, 920 para el tercero y mil del cuarto en adelante.

Es decir, el pago de la colegiatura para el Tec de Monterrey de una sola persona mediante el programa de becas a hijos de militares sería equivalente a lo que el gobierno destina a través de Pronabes para 11 jóvenes de instituciones públicas.

FUENTE: http://www.jornada.unam.mx/2009/03/15/index.php?section=politica&article=010n1pol

0 comentarios:

Publicar un comentario

¡¡¡Identificate!!!!
Sólo hay que hacerlo una vez y te servirá como identificación para muchos blog's, con open ID.
Registra tu actual cuenta de correo electrónico en google desde aca: http://www.google.com/accounts/

Compartir

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More